VII- Nuestra creación y otras tonterías…

VII- Nuestra creación y otras tonterías…

amane

Se hace relevante los avances que venimos obteniendo, al intentar comprender cada uno de los mensajes que se vienen dando en éstos envíos; especialmente, algunas o muchas de nuestras personas que interiormente sienten o coinciden con determinados pasajes; en ese momento debemos saber que estamos reencontrándonos con ciertas experiencias ya vividas en otras encarnaciones, puede que en distintos planetas o en éste mismo. Es cierto que lo críos que se encuentran en párvulos, no sería normal que tomaran como dioses a los que estudian y ejercen en la universidad; lo vemos absurdo, y los propios de universidad se sentirían incómodos, en especial cuando se les arrodillaran o arrastraran por los suelos haciéndoles penitencia; nuestros Hermanos Mayores y Padres Científicos Creadores, son así; hermanos de niveles superiores, de una sabiduría y amorosidad muy por encima de la que podamos entender mientras usemos ésta rudimentaria mente de materia en un plano seminteligente como estamos los actuales desenvolviéndonos. Ellos son nuestros inventores, son nuestros verdaderos creadores; pero son eso, hermanos: Hermanos Mayores; que se enorgullecen a la par que ven cómo vamos superándonos y nos reencontramos en unidad; y se sobre cogen, cuando ven que nos vamos fragmentando y separando de los objetivos de Amor y Unidad por los que nos crearon en su momento. Un suspenso nuestro, es un fracaso de Ellos. Nuestro crecimiento en conocimiento, va permitiendo un desarrollo que nos va haciendo más sabios, más inteligentes, más amorosos; porque se está logrando una creciente apertura de conciencia, de ahí, que nuestra elevación sea creciente en ese aprendizaje cósmico al que todos nos debemos; siempre de la mano de los Padres y Madres Creadores; vigilados y guiados por esos incansables Hermanos Mayores que como extraordinarios jardineros son verdaderos esclavos del Amor. Ya hemos visto que los antiguos ‘milagros’, no han sido tales, sino intervenciones directas de Ellos, en sus constantes desvelos por sacarnos hacia adelante; que los pasos tenemos que darlos nosotros, sin su intervención, para que no se viole la ley de la no injerencia. Nunca han existido los milagros, pero si han sufrido innumerables interpretaciones, empujadas por las creencias a las que hemos ido derivando en cada época. Es decir, la fábrica de la mentira y engaño, es la que aquí venimos construyendo; Ellos como seres de Luz, siempre nos vienen buscando el bien y lo mejor, como lo hacen los padres con su bebé mientras crece y lo ven desarrollarse.  Desde sus naves, desde sus ubicaciones en el cosmos, van registrando cada una de las impresiones de cada uno de nosotros, de cada una de nuestras vidas, de manera que no podemos ni imaginar mientras portemos ésta mente densa. La vigilancia se hace especial al humano, porque el resto de las especies se encuentran codificadas dentro de lo que es el respeto de la ley cósmica y la ley de la naturaleza; son de conciencia limpia; los únicos que alteramos esa conciencia inmaculada, somos el humano, a medida que nos dejamos contaminar, por las imposiciones de las viejas escuelas. A cada uno se nos va atribuyendo una calificación, según la inclinación de nuestros comportamientos y acciones; si nos derivamos hacia la verdad y el amor intrínseco, o por lo contrario, lo hacernos hacia el lado de la manipulación y del oscurantismo. En el recuento final que se aproxima del ciclo que acaba, por el que hemos venido discurriendo tan incontables veces; unos serán derivados hacia los planetas de nuestros creadores (planetas sutiles y celestiales) y el resto, dejarán de ser recreados; sólo se conservará una célula de su cuerpo, para, cuando llegue el momento, volver a recrearlos y seguidamente sean juzgados y llevados a planetas carcelarios o planetas de castigo. Tan solo los Padres Interestelares pueden acceder a nuestros ficheros, donde se encuentra registrado hasta lo más escondido de nuestros sentimientos, pensamientos, deseos, palabras, acciones…; Ellos son los responsables de las creaciones futuras, de nuevas humanidades, que comenzarán de la misma manera que nosotros hicimos; desde aquí deseo que jamás abandonen el contacto con su divinidad interna, como lamentablemente llegamos a hacerlo nosotros; y fuimos derivados a éste cuadrante del universo, donde están los planetas más densos; donde se nos hace más dificultoso encontrar el camino que nos dirija hacia la verdadera voluntad de nuestros Padres Creadores. Ellos, desde sus investigaciones y por medio de las experiencias que se nos empuja a pasar y superar, van encontrando soluciones, para que avancemos por un lado y poder corregir los destinos del propio Universo.

Los canalizados de hoy son los transmisores de luz y amor, para ayudar a ésta humanidad; muchos de ellos han sido enseñados en planetas de luz, consiguiendo que se conviertan en seres conscientes para enseñar a despertar a ésta humanidad. Todo lo que se ha venido ocultando desde milenios atrás, está siendo sacado a la luz. Muchas razas han desaparecido a lo largo del camino evolutivo; pero a todas, antes, se les ha sometido al mismo tipo de pruebas y experimentación. Algunas, aún, no han sido recreadas de nuevo; se encuentran a la espera del momento oportuno. La labor de investigación científica cósmica de nuestros padres creadores, nos va llevando hacia el avance de perfección deseada, a la par de que Ellos crecen y avanzan también en esa sabiduría creadora.

Acerca de admin

Informe econtrará en UNIVERSAL GLOBAL DE EDICIONES sobre trabajos que venimos realizando de acceso gratuito con el lema 'libros para educar'. Para la adquisición de un ejemplar de formato libro en papel impreso, llame al 617243426
Esta entrada fue publicada en Artículos de J. Híades, OPINIONES. Guarda el enlace permanente.