IV-Nuestra creación y otras tonterías….

dioses-mitologicos-1

IV-Nuestra creación y otras tonterías…

Las informaciones en general que recibimos sobre los llamados extraterrestres, se basan en datos incorrectos, puesto que los ‘dioses’ que nos vienen manejando y utilizando a su antojo, son los hermanos mayores exiliados que ya anunciábamos en las anteriores entregas.  Desde nuestra posición de parvularios es más improbable que tengamos ni desarrollemos una profundidad correcta sobre tales situaciones; lo que sí es cierto y venimos sufriendo generación tras generación desde milenios incontables, son las desavenencias que se traen eso nuestros padres creadores y hermanos mayores, tanto los de luz como estos otros que optaron por actuar desde el grado oscuro y que aún permanecen entre nosotros, generado toda clase de desequilibrios, ya que nos emplean como ‘armas’ arrojadizas que mediante amenazas de destrucción y extinción, mantienen a los hermanos de luz a raya para que no intervengan directamente contra ellos  y así podernos liberar. Vemos que esos hermanos mayores y padres creadores en ‘rebeldía’ y exiliados por la Confederación, aquí en ésta zona del hemisferio del universo, son los que tenemos por ‘dioses’ del Olimpo y se encuentran registrados en distintas mitologías de diferentes puntos del planeta. Ellos son los traidores a la Luz, y son los verdaderos demonios. Si nos aman, como alardean, ¿por qué nos usan tan criminalmente y generan tanta devastación entre los pueblos de ésta humanidad?, ¿porqué no sumergen en constantes enfrentamientos, enfermedad y muerte?

Bien, los milenios que tenía que pasan ya han transcurrido; por fortuna y para su sorpresa, ésta humanidad sobrevive, y no es gracias a ellos. Serán ‘nacidos’ en otro lugar muy lejos de ésta esfera Tierra, en otras severas condiciones; ya que la Ley de Leyes, como es la Ley de Igualdad, no solo se aplica a lo creado, sino con mayor razón, también, y de manera más férrea, a los creadores. Ellos están sometidos por los Hermanos de la Confederación, aunque persista su esencia mental y espiritual, y pretendan continuar con sus dominios del pasado; a algunos humanos nos suena esto, respecto a las intenciones de otros humanos. Pero la Ley es invariable, y el mal entendido y erróneamente empleado libre albedrío, llega el momento de tener que dar cuentas; por tanto, lo que de uno sale, a uno vuelve, se encuentra de camino. ¿Creen que seres de tan elevada sutileza, habiendo traicionado sus orígenes de Luz tan monstruosamente como lo han venido haciendo, no serán enviados a encarnar a formas más densas?; ¿qué sucederá con la corrientes de los creados que han venido dando mismos pasos?; es decir, ¿Qué destino tendrán las corrientes humanas, que durante estos tantos millones de años, han continuado inmersos en los pasos de la ignorancia? Sabía que estaban realizando formas y maneras que perjudicaban a los demás, pero sin embargo, no lo quería para ellos mismos. Igualmente, siendo conscientes o no, la traición a esa ley de ‘no hacer a los demás lo que para ti no quieres’, no encuentra otra escapatoria que ceñirse al invariable equilibrio de los platillos de la balanza tanto de la Ley como de la Justicia.

La entrega anterior (entrega III), terminábamos formulando una cuestión; una interrogante muy inquietante. Si vemos que lo dicho de que ‘lo que de uno sale, a uno mismo vuelve’; hay dos maneras de medir, esa y las demás actitudes que tengamos en éstos escenarios escolares de la materia a los que descendemos y nos materializamos. Uno, es el propio de aquí de la materia, y el otro y más real, es cuando regresamos a nuestro Hogar de plano espíritu, y nos vemos con las cargas que arrastramos, de tanto desbarajustes que hemos originado estando aquí y no hemos rectificado. Cuando, cada vez que venimos para hacer un curso, nuestra condición y conciencia es idéntica a los demás; es decir, venimos puros, transparentes como la más cristalina de las aguas o limpios como lo más blanco que pueda presentar un vaso de leche. Y esa nueva oportunidad, en vez de aprovecharla y corregirnos, respetando el ‘no hagas a los demás lo que no quieres para ti’, con mil y una razones, a medida que crecemos y maduramos físicamente, vamos echando a ese vaso de agua limpia o a ese vaso de leche, gotitas del más negro alquitrán; pues mediante nuestras propias palabras, pensamientos, deseos y propias acciones; aunque en muchas ocasiones, creamos que no nos ven, todo se va apuntando en el… ‘libro de la vida’, hasta lo más ínfimo, hasta lo más escondido; y deberemos dar cuenta de todo, cuando nos personemos ante el Maestro o Jefe (da igual el nombre). Lo rectificado aquí, rectificado queda en el plano espíritu; pero… ¿qué carga supondrá, cuando partimos, sin haber rectificado? En un encerado de la clase, cuando erramos, borramos y corregimos, sin más; de esa misma manera debiéramos asumir los errores que cometemos en esto que llamamos vida. Nada denso, puede elevarse a formas más aéreas, de mayor sutileza.

Ya no se trata de repetir curso como hasta el presente hemos venido haciendo, porque coincide que nos encontramos, no el final de las distintas etapas por las que hemos venido pasando, sino que…, nos encontramos en el final del ciclo que contiene todas esas etapas milenarias. Esto significa, que quien ‘suspende’, no vuelve a repetir una etapa milenaria como antes, nos encontramos en la situación de que a estas alturas de nuestro desarrollo, que suspende merecidamente, volverá a repetir un ciclo completo de millones de años. Así que las ‘escuelas de destino’ se comenzarán a realizar en los llamados ‘planetas de castigo’, donde se realizarán y pasarán por trabajos y situaciones de las más duras, ya que lo que hay que limpiar de ‘escoria’ es nuestra mente espíritu. Éste cuerpo es tan temporal, como temporal es el tiempo que pasamos en los planos densos y/o seminteligentes de la materia. Aquellos otros que aprendieron a caminar dentro de los parámetros de esa ley de ‘no hacer a los demás lo que para ti mismo no desea ni quieres’, se convertirán en ‘principiantes’ de Hermanos Mayores, siendo tomados por ‘dioses’, así que en sus incontables investigaciones de campo, naveguen y visiten, y creen nuevas formas de vida, allá por donde éste extraordinario existir los lleve.

Nuestros Hermanos Mayores y Padres Creadores son esos seres de Luz, que desde un principio se convierten en verdaderos esclavos de amor; como cultivadores, no dudan en rebuscar en lo más recóndito de sus corazones, para lograr que ese manto de vida tan extraordinario que logran crear, puedan ir dando los pasos adecuados para que desde bases inferiores a párvulos, lleguemos a conseguir nuestras propias ‘licenciaturas’; por la Unidad y el Amor en éste nuestro querido esfera Planeta Tierra. (En siguientes entregas, de manos de un contactado del Hermano Mayor OLMEX, Bernardo, iremos describiendo, para la mayor de nuestras sorpresas, determinados pasajes históricos y bíblicos.

Acerca de admin

Informe econtrará en UNIVERSAL GLOBAL DE EDICIONES sobre trabajos que venimos realizando de acceso gratuito con el lema 'libros para educar'. Para la adquisición de un ejemplar de formato libro en papel impreso, llame al 617243426
Esta entrada fue publicada en OPINIONES. Guarda el enlace permanente.