AMIGO

 A     M     I     G     O.

                                                              J. Híades Galán

Desde UNIÓN UNIVERSAL DESARROLLO SOLIDARIO…

                         Os presentamos el siguiente Poema de Amigo para que algo común que todos sentimos lo hagamos nuestro himno de identificación para el resto de las especies de éste Planeta, para nosotros como humanos y formemos una HERMANDAZ HUMANA.

                         Que nos identifiquemos y seamos identificados por este común sentir como Ciudadanos del Mundo.

                          Se lo dedicamos a las Plataformas de Voluntariado, a las Organizaciones Sin Ánimo de Lucro (ONGs.) y a sus Coordinadoras…, como símbolos de desprendimiento y entrega absoluta.

  A  TI  CIUDADANO DEL MUNDO

 

  A   M   I   G   O.

Yo…, lo único que pido

Es que…, cuando estéis conmigo,

Os guardéis las banderas

Destruyáis las fronteras

Y olvidéis la palabra enemigo.

No vengáis a mí en son de Paz

Si en verdad vais cargados de pólvora,

Pues a cambio de ofreceros mi mano,

Vosotros me apuntáis con un fusil.

No es la fuerza de las balas

Las que se han de imponer,

Es la fuerza del sentir,

Quien nos debe dirigir,

Hacia un nuevo amanecer.

Que no nos manchemos de sangre,

Ni demos rienda suelta al odio;

¿Quién puede poner cadenas al aire?,

¿Quién a la Luz someter?;

¡Dejad libres los cielos!

Que se llenen de aves,

¡Dejad correr el agua!

Que nos permita beber.

Caminar en Paz por la Tierra

Que nos ha de mantener

Y sembremos de esperanzas nuevas

Nuestras maneras de ver.

J. Híades Galán

Desde  UNIÓN UNIVERSAL DESARROLLO SOLIDARIO

www.universalproyecto.org

universalproyecto@gmail.com

www.escuelaabierta.es

Publicado en Artículos de J. Híades | Comentarios desactivados

TERREMOTOS.

En contra de lo que aconsejan nuestros “entendidos y especialistas”, ante un seísmos no nos metamos debajo de nada; salgamos a toda prisa de la vivienda y busquemos ‘campo abierto’ donde estemos fuera de todo peligro de cualquier clase de derrumbe. Si vemos que eso va a persistir, con más o menos intensidad durante varias horas, recojamos cuanto podamos de enseres, ropa y alimentos y comencemos a alejarnos de la población buscando siempre zonas altas, como montañas y, a ser posible, situarnos a espaldas de las zonas que den a las costas marinas para si se inicia un maremoto, que el tsunami no nos alcance de frente. Llevar como digo, ropa, enseres y comida, porque nunca sabremos a que estaremos dados, cuando la sismicidades aumenten en el Planeta, por la propia devastación que se ha provocado con ésta errónea tecnología tan perjudicial, que solo nos ha proporcionado una falsa y enfermiza comodidad.

Publicado en OPINIONES | Comentarios desactivados

TERREMOTOS-II

Al hilo del otro comentario sobre terremotos; lamentablemente se nos tiene hacinadas a las personas en esas jaulas que llaman pisos. Ante la sacudida de un terremoto, las estructuras de escape son dañadas, impidiéndonos salir; las escaleras se quiebran y caen; y de los ascensores mejor no contar con ellos. Una forma de evitar quedar atrapados es la siguiente: tengamos en el piso una cuerda o soga suficientemente larga para que al amarrarla a una columna o base fija, podamos salir por el balcón, ¡NUNCA,nunca por los huecos interiores u ojos patio!; esa soga debemos tenerle hechos unos nudos a X distancia, para poder manejarnos con más seguridad. Y asegurarnos que sea holgadamente larga para que llegue al suelo. Será nuestro escape más seguro ante una situación tan extrema, como viene ocurriendo en muchos lugares, como por ejemplo, sucedió en la localidad de Lorca-Murcia-España; donde familias enteras quedaron atrapadas en sus viviendas sin poder salir. No podemos contar lo los bomberos o equipos de rescate, porque no podremos saber de antemano la magnitud de estos hecho. El tener una soga con nudos practicados será sin duda una medida eficaz de poder ponernos a salvo; en el mismo lugar donde guardemos la soga, tengamos también unos guantes con el que proteger nuestras manos al descender por la cuerda o soga. Os invito a que divulguéis este tipo de cuestiones, por propia necesidad de darlo a cuantas más personas mejor.

Publicado en OPINIONES | Comentarios desactivados

AÑO 2012

Por las predicciones que se vienen confirmado, ‘parece ser’ que en el 2012, pueda que entre el desplazamiento que viene sufriendo el eje magnético de la Tierra, los acelerados deshielos…, algo puede que ocurra, ya que se nos oculta también, de que el cuerpo del Planeta lo tenemos bastante mal trecho, tanto como para compararlo como si fuera una nave que va a la deriva.Imaginemos que en efecto, nosotros los actuales, serviremos de una especie de ‘puente’ que permitirá entre lazar el final de éste milenario ciclo que toca a su fin, con el inicio un ciclo nuevo. Piensen, que amén de otras predicciones, están la de los Sabios de los Pueblos Hopi y la de los Sabios de los Pueblos Maya relativas al cambio de ciclo; los Científicos de la Nasa preveen con casi toda certeza una explosión del interior del Sol, como ya la hubo a principios de 1800 y poco, donde toda la Tierra se quedará sin ninguna clase de energía; de tal modo que de no proveernos de cuantos inventos poseemos en la actualidad, la Humanidad comenzará a vivir como en la Época Medieval; por otro lado, se tienen construidos ya, que se sepa, más de MIL SILOS, donde se guardan millones de semilleros y cada semillero con una capacidad de albergar 500 semillas de todas las especies vegetales. Todo esto es para pensarlo detenidamente, y hacernos ver que cada uno debe convertirse en su propio salva vidas, ante aquello, de una manera más o menos relativamente clara, se viene anunciando desde épocas y especialistas de atrás. Es cierto que los falsos y aprovechados, con sus retorcidas mentes sacan lo peor que se les pueda ocurrir, como es el tan cacareado ‘fin del mundo'; pero digo, son mentes, incluso enfermas, que solo buscan lucrarse por medio del miedo, y si es posible del terror. Todo padre busca defender y proteger a su familia, no el destruirla. Si esos ‘inventores’ nuestros o dios o Padre…, estando ahí, ¿cómo va a buscar el exterminio de todo cuanto creó? Como he dicho, todo padre, siempre protegerá a ‘su creación’.

Publicado en OPINIONES | Comentarios desactivados

AÑO 2012-II

Sobre éste tan cacareado 2012, igualmente podríamos pensar que existen en la actualidad mensajeros o profetas, que anuncian una ‘versión’ actualizada de todas esas profecías antiguas, y en su mayoría deformadas y amañadas por los intereses de los poderosos de turno. Pero algo hay o debe haber ‘cuando el río suena’. Actualmente en ésta misma Cadena de Radio, emitimos en FM y online, tanto en escuelaabierta.es como en universalproyecto.org programas en directo y otros ya emitidos sobre acontecimientos que van a tener lugar…ya. Uno de ellos lo titulamos NUEVA PANGEA y está basada en las visiones que se le han dado al Clarividente SEBASTIÁN Espirita; de como a él se le hizo ver lo que la formación de un supercontinente, tal como millones de años atrás existió. Y el otro programa se basa en las proyecciones de energía que se le dio a otro que también Clarividente como es Francisco; él nos anuncia de como después de una guerra para derrotar y destruir los ejércitos y armamento de guerra que aquí hemos inventado, seremos evacuados a otro Planeta de éste mismo Sistema Solar. Ante lo improbable e imposible que nos parezca ésta afirmación, ¿cuantas realidades de naves extraterrestres se nos viene ocultando y negando en los propios textos de la Biblia? Él, Francisco, afirma de quien viene comandando lo que denomina ‘NAVE PLANETA’ o ‘PLANETA NAVEGANTE’ es al que conocemos como Maestro Jesús. Ya sé, pero son tiempos sorprendentes que estamos viviendo, y estos mensajes, nos parecerán sorprendentes e incluso, claro, nada creíbles. Os lo voy a resumir brevemente en los siguientes comentarios que voy a subir con esos títulos: NUEVA PANGEA y el otro de EVACUACIÓN PLANETA TIERRA.

Publicado en OPINIONES | Comentarios desactivados

NUEVA PANGEA

La visión que se le da al Clarividente Sebastián Espirita a niveles astrales, es como se le hace ver la redondez del Planeta y su Guía o Maestro le dice: “mira lo que va a suceder muy pronto”; e imágenes tras imágenes se iban sucediendo; desde Tierra de fuego se abren unas franjas enormes de fuego; así hasta formar un 8 digital que encierra a todos los continentes; la línea del centro de ese 8 es la que abre a África en dos y que reconoce como es la espina dorsal de esa Nueva Tierra; igual que si abrimos la mano y cada dedo representa a un continente; si la cerramos de golpe, al tiempo que emerge del fondo del Atlántico una enorme plataforma, y que se trata del que conocemos como la Atlántida, el resto de continentes se arquean y se sueldan con la Atlántida ; así, tal como queda nuestro puño, es como quedará esa Nueva Pangea. El Guía o Maestro de éste Clarividente, le dice de como debe pregonarlo para que todos quedemos advertidos; que huyamos de ‘la jungla humana’ y subamos a lo alto de las cumbres pues serán nuestras pequeñas ‘islas’ de salvación mientras los niveles de las aguas desciendan y los cielos se despejen de todo el humo negro formado. Sebastián no invita en continuo a que huyamos de los afluentes, corrientes de agua, lagos y costas; que nos acostumbremos a caminar por las sierras, pues será nuestro único escape de salvación; que llevemos de todo aquello cuanto vayamos a necesitar, de todo absolutamente, tanto herramientas, como comida, como semillas, lonas…, de todo, pues es con lo único que vamos a contar después; ya que todo habrá quedado enterrado cientos de metros de bajo de la nueva tierra. “Si te escuchan y hacen caso, se salvará prácticamente toda la Humanidad; de lo contrario, solo será salvo las 12 Tribus”; esto es lo que le anuncia su Guía o Maestro. Él afirma, que cuando fuera a suceder, veinticuatro horas antes, la corteza de la Tierra no cesará de temblar en distintas intensidades; así hasta que después se cierren entre sí como un puño. Hay más detalles que se vienen emitiendo, pero ésto es el núcleo del contenido, para lo que va a ser la formación de una NUEVA PANGEA. ¡Correr la voz, al menos que se sepa! Sebastián Espirita está en un pueblecito de Málaga-España, llamado Coín; lleva como sanador más de veinticinco años y sana a niveles físico, psíquicos y espirituales; y lo más sorprendente es que no cobra nada; como afirma: “si a mi me regalaron y yo cobrara por éste servicio, sería un traidor para quien me regaló ésta energía”. El está en el teléfono móvil 639448448. Cada cual ya que piense lo que quiera.

Publicado en OPINIONES | Comentarios desactivados

EVACUACIÓN PLANETA TIERRA

En el libro de J. Híades LAS MENTIRAS DE DIOS que ya podéis bajar desde ésta misma página de Escuela Abierta, podréis comprobar porqué nos cuesta tanto creer hasta en lo más simple, en especial cuando venimos siendo enterrados en moles de mentiras y engaños. Por eso, lo que voy a describir en líneas siguientes, será más imposible de creer. Francisco es Clarividente desde hace ya más de 25 años; él se reconoce como Antigua Encarnación del Profeta Elías. Y actualmente viene anunciando el ‘mensaje de la navegación’. Cuando habla del Planeta Navegante se está refiriendo a un Planeta de idénticas características a la Tierra, que ha venido navegando hacia nosotros desde hace ya más de 30 años y que está comandado, como él le llama: el Jefe, refiriéndose a quién aquí conocemos en una de sus últimas encarnaciones como el Maestro Jesús. Ese Planeta Navegante es que está reconocido por los propios Científicos de la NASA y que creían que iba a chocar contra nosotros; ya está orbitando al rededor del Sol y es uno de los dos nuevo planeta que se han descubierto dentro del Sistema Solar. En ese Planeta Navegante existe una humanidad como nosotros y ahí traen unas naves que intervendrán próximamente, para derrocar a todos los gobiernos del mundo y tomar el mando de su Creación. Las naves que portan han sido fotografiadas y avistadas en nuestros cielos ya; la nave triangular o nave de guerra fue vista y fotografiada en la localidad de Greenville del Estado de Carolina del Sur de Estados Unidos de Norte América el día 19 de Abril del año 2008 y la nave rectángulo o de evacuación fue vista y fotografiada el día 18 de Marzo del año 2008 en la localidad de Toms River del Estado de Nueva Jersey de Estados Unidos de Norte América; ambas fueron publicadas en revistas especializadas de éste género. Francisco ha intervenido en programas de las Televisiones más importantes de España; actualmente emite en Escuela Abierta FM. Afirma de como, se le tiene anunciado de como solo intervendrán las naves rectángulo tanto para hacer la guerra como para evacuarnos. La guerra solo será contra los ejércitos, el pueblo tierra se le protegerá, para su posterior evacuación a un planeta de similares características a éste que dejamos. Ahí también hay una humanidad parecida a la nuestra, regidos, igual que en el Planeta Navegante, por la Ley del Dios o Ley de Igualdad, es decir, pagar igual por igual de lo que hagas; así es como tendremos que coexistir nosotros desde ese mismo momento en que la guerra entre ambos planetas acabe; será la última guerra que conozca el pueblo tierra y jamás volveremos a conocer diferencias ni desigualdades ni nada que se parezca. Estas naves rectángulo son de color plateado y están dispuestas para entrar en combate ya. El motivo de la evacuación es porque el Planeta Tierra va ya como si fuera una nave a la deriva. Su mensajero Francisco, además de Clarividente, sana por medio de energía por imposición de manos; él se ubica en un pueblecito de Málaga- España llamado Benalmádena y que reconoce como el lugar de máxima energía o centro de energía del Planeta Tierra; se encuentra en el teléfono móvil 639472841. Esta es la base fundamental del mensaje de Francisco y que garantiza que así va a suceder; así veremos y sufriremos en hechos aquellos dichos de…”y de su boca saldrá una espada de doble filo” es decir, las naves que harán la guerra; “… y descenderán del cielo una nube de ángeles”; estamos hablando, claro está, cuando ésta nube de naves rectángulo desciendan primero para hacer la guerra, a nuestros poderosos, y posteriormente para la evacuación. Divulgarlo y comentarlo, al menos, cuando así suceda, que sepamos del porqué de esos hechos. En cada uno quede.

Publicado en OPINIONES | Comentarios desactivados

LA OLIGOFRENIA: SENTENCIA

LA OLIGOFRENIA: SENTENCIA

 

 

 

 

Estimados todos:

 

En Unión Universal Desarrollo Solidario queremos hacernos eco, de mensajes que en verdad nos conciencien y enriquezcan, porque está y va en ello nuestra calidad evolutiva como seres civilizados y seres racionales; somos espíritus evolutivos, y eso requiere un compromiso para cumplirlo, cada vez más demostrable. Encogernos de hombros y desentendernos de esta u otra temática, es una postura cómoda; y la comodidad, ya sabemos, no siempre es lo más productivo y adecuado.

A medida que el ser humano, se preocupe y ¡se ocupe! En aprender, sus capacidades de conocimiento se incrementan y ello lo eleva. APRENDER ES DIGNIFICANTE. Nuestra ignorancia nos lleva a situaciones muy irracionales, muy nocivas, y eso nos hace sufrir.

El deficiente mental ha sufrido y ¡sufre! En sus carnes y en su espíritu la necedad e ignominiosa actitud del resto de sus congéneres, que se creen ser los cuerdos. Y en verdad que éste artículo de J. Híades: EL OLIGOFRÉNICO: SENTENCIA; está escrito, sin duda, para nosotros ¡los cuerdos!, los que nos decimos ser ¡sanos mentales! Y si nosotros los sanos mentales somos capaces de realizar y tener comportamientos vejatorios para con nuestros oligofrénicos, habría que cuestionar nuestra sanidad mental. El oligofrénico vemos que sufre el peor de los abandonos, también hoy en nuestros civilizados días.

¿Qué podemos hacer al respecto y pueda brotar con ello otro sentir, al menos, más racional? ¡Denúncielo! Y comuníquennos su parecer, porque entre todos sí está la solución verdadera.

Cuando el Autor nos entregaba el manuscrito, y como siempre invitándonos a que fuéramos pregoneros de sus mensajes, él decía: “no debiera haber mayor dificultad si por la parte política hubiera mayor voluntad y en la parte ciudadana hubiera mayor exigencia; y añadía…, cuando me asomo o solo pienso en un Hospital, siempre me viene el mismo mensaje: habría que multiplicarlo por dos y por tres…, y me aparece una imagen de ese mismo Centro de Sanidad con el doble y el triple de volumen, de capacidad. Las Escuelas y Centros de Enseñanza igual, confortables y rodeados de vegetación y alta arboleda; pues en los Centros de Retiro de nuestros ancianos y en los Centros de Cuidados de nuestros deficientes mentales y/o alteraciones psicosomáticas debiera ser igual…Con la cabeza cabizbaja nos añade…,  y todo esto no se viene realizando porque aún no estamos sintonizando con la nota verdadera que se llama ¡humanizar!, hay que humanizar todo y para ello es necesario invertir en nuestras personas…¡que siempre será poco!”.

Como de costumbre, ahí os dejamos el artículo en mención.

Os saludamos desde UNIÓN UNIVERSAL DESARROLLO SOLIDARIO.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA OLIGOFRENIA: SENTENCIA

 

 

Capítulo I

 

 

Las personas cuando buscamos tener un hijo, nuestro deseo más inmediato es que sea saludable y fuerte, pero también, rebuscando en nuestros adentros, por los pasillos del subconsciente, nos encontramos con que deseamos que sea bello, hermoso. Hasta caemos en la necedad de ser decepcionados si habiendo deseado que fuera niño, nazca una niña o a la inversa.

Nuestros instintos naturales, en ese nuevo estado al que entramos a formar parte como padres, nos empujan inmediatamente a una directa protección del nuevo ser que porta nuestra misma sangre. Son experiencias que nos dejan marcados para el resto de nuestros días, porque nos inunda como algo inmenso que es…, tener hijos…, ser padres.

La Oligofrenia es algo que está ahí, repercutiendo de manera directa a millares de enfermos y siendo, incomprensiblemente, la incómoda espina para muchos de sus familiares, y sin duda para el conjunto social en general.

Por fortuna, ya de manera inevitable, va invadiendo y haciendo eco todas estas cuestiones, en las nuevas generaciones, a las que cada vez se va expandiendo la idea de persona y formación; había que ponernos en la tarea para generar en la práctica el sentido de humanizar; humanizar cada gesto, cada comportamiento, cada aspiración…; humanizar, sería el desafío más inmediato, para hallar un sentido de comprensión de cada acto, de cada pensar, de cada decir que hagamos. Por eso me atrevo a afirmar que es mucho aún el tramo que queda por recorrer para que podamos llegar a entender, aceptar y apoyar a la persona oligofrénica como un ser más, como somos el resto, evolutivo, sin excluir sus propias trabas y muchas limitaciones.

Imaginen que son ángeles, como niños, introducidos en estos cuerpos de humanos; y los sensores y sentidos de ese cuerpo que llevan puestos, les deriva hacia determinados fallos de coordinación que físicamente no pueden regular aún, porque aún, los sanos, no hemos alcanzado los niveles ni técnicos ni sensitivos adecuados para darles remedios prácticos.

Esas dificultades que presentan nuestros oligofrénicos aumentan mientras la generalidad de nuestras personas se las desentienden, porque lo que se lleva es lo que nos enseñan en el mundo del escaparate, a lo único que se les empuja a esa generalidad, es el sentido de producir. ¿Qué visión se le puede desarrollar a quienes solo se les utiliza para producir?; en ese embrutecimiento del ser humano, hay quien atisba abrir una pizca los ojos del entendimiento y de la comprensión, aunque sea por iniciativa propia y por el continuo batallar de la vida, donde somos sometidos a un constante zancadilleo y a un laberinto de confusión.

Vemos como el tiempo no se detiene y en su constancia, nos empuja a pasar por continuas y diferentes etapas; suponiendo que llegaran a ser muy grandes nuestras miserias, no podrían llegar a ser mayores que aquellas otras que padecen cuantos se hallan a nuestro entorno y los tenemos como indeseables; como si fueran bultos que no hacen nada más que estorbar e incomodar. La carencia en desentendimiento nos lleva a la falta de comprensión y ésta nos deriva hacia la incomprensión, hacia la ignorancia, hacia la intolerancia, así tenemos que cualquier acto o acción que originemos se verá reafirmado y apoyado por la creencia de que obramos en defensa de nuestros intereses y por ello lo hacemos de manera adecuada y correcta.

Y de esas personas que estorban e incordian o tomamos por bultos, hago mención a un grupo muy especial, que a lo largo de la historia ha sufrido la persecución, la tortura y, en nuestros días, como recompensa y auto justificación de nuestra racionalidad, le concedemos la limosna de nuestra lástima…, naturalmente me estoy refiriendo a la persona Oligofrénica. Que si nó fuera a merced de un pequeñísimo grupo de buenas personas, dadas al sacrificio, que no vacilan en derrochar sus energías para cuidarlos, guiarlos y ¡enseñarlos!, no cabe duda que en vez de encontrarse arrinconadas y escondidas de la sociedad, como hoy se tienen, aún persistiría su persecución.

Cuando surgió la Psiquiatría y de ella sus diversas ramificaciones, entre las que se encuentra la propia Psicología, no era sino con el fin de estudiar la mente y el comportamiento humano. Aunque a niveles oficiales y no oficiosos, se define la Psicología como una parte de la Filosofía que es la que trata de las facultades y operaciones del alma; así que la Psicología va a tratar de vivir y comprender las conductas tanto aprendidas, como adquiridas.

Tenemos que la parte somática de la deficiencia o retraso mental, se va a encargar en especial la Psiquiatría y va analizar, a guiar y a dirigir al enfermo mental según diversos coeficientes mentales; se trata de una escala de coeficiencia mental para agrupar a diferentes tipos de enfermos, según su grado de deficiencia; por ejemplo y por clasificación dentro de la Organización Mundial de la Salud tenemos a un niño oligofrénico profundo con menos de 0,20 de coeficiente mental hasta el niño oligofrénico límite que es a partir de un coeficiente mental de 0,80.

Pues bien, dentro de las dificultades que la propia persona se auto impone, por sus deformaciones psíquicas, por la anteposición de conveniencias materiales, por las mismas presiones y exigencias que encuentra en su vida social, etc…, desde luego, la Psiquiatría, es un adelanto científico de considerable estimación que permite, que un grupo de personas puedan dedicarse a algo que nunca se habían impuesto con un mínimo de seriedad y especialización profesional.

Eso significa que se va especializando en su propio conocimiento para servirse de remedio eficaz ante cualquier dolencia o deficiencia que le va surgiendo; se impone la necesidad de darse solución ante cuantas dificultades le van surgiendo. El ser humano, tenemos, dentro de su tosco caminar hacia el conocimiento, se introduce de manera muy superficial en realidades palpables a las que, aún sabiendo de su existencia, ya antes, ignoraba; pero sigue de manera superficial, como lo hace en el conocimiento de la mente; ¿porqué?…, porque mientras se pretenda mantener el rigor científico en creer tan solo en aquello que se pueda ver, probar, tocar, golpear, desarmar, morder, destruir…, seguirá siendo superfluo en sus investigaciones, carente de sentido profundo y real.

De esa manera, no se alcanzará ni las metas, ni el descifrar los objetivos verdaderos que en el comienzo de la investigación les movió. Hay algo que la historia de los hechos nos viene demostrando y es que NUNCA debemos desligar la existencia material de éste plano dimensional, de la existencia verdadera del Plano Espiritual, que es en verdad nuestro origen y nuestro fin. Insisto, somos espíritus evolutivos, ocupando muy temporalmente éste traje de buzo que llamamos cuerpo.

Nosotros no somos materia, ni pertenecemos a éste mundo de la materia; por lo tanto no podemos desligarnos en las investigaciones que realicemos, que es el plano actual por el que transitamos de materia y vivimos temporalmente, del Plano del Espíritu o de lo Inmaterial; el científico, para honrarse como tal, debe de aplicarse e implicarse en los dos planos, tanto material como inmaterial y será cuando sus logros sean motivo de pasos gigantescos de conocimiento y en la evolución; teniendo muy presente que es el Espíritu el que crea estos planos de la materia y no al revés. Este mundo es solo y simplemente un medio, pero no un fin. Éste mundo no existiría si no lo ocupara lo verdadero y vivo, lo inmortal y eterno que es el espíritu.

La realidad es esa, de que no podemos desligar un cuerpo de otro como hasta ahora se ha hecho oficialmente; es decir, no podemos desligar el cuerpo físico o de la materia que es el que se puede ver, tocar, morder, golpear, desarmar, destruir…, del otro cuerpo inmaterial o espiritual que aunque no se pueda ver, ni probar, ni tocar, ni golpear, ni desarmar, ni destruir, porque entre otras cosas, es inmortal…,  a pesar de muchos, está ahí y sin dudarlo, es lo genuino y verdadero.

Al menos, de esta pobretona cosecha en el estudio de la Psiquiatría, hoy día conseguimos que, con lentitud, salgamos del oscurantismo de la Edad Media, donde tener un hijo Oligofrénico era algo aberrante; se tomaba por la parte social, como un castigo divino hacia la familia que lo había concebido. Dando lugar a que lo escondiera por vergüenza o negara su paternidad si llegaba el caso.

 


Capítulo II

 

Los conceptos psiquiátricos definen claramente al oligofrénico como la persona que está falto de mente o como lo conocemos de manera más vulgar es como retrasado mental o deficiente mental.

Al oligofrénico, de manera oficial y por propios especialistas y sabios de aquel entonces, se le atribuyó el peor de los males, es por eso por lo que se le perseguía, se le cazaba y se le quemaba en la hoguera para que las “buenas gentes”, de las honradas sociedades, quedaran liberadas del Mal que por su causa habían recibido con su nacimiento. Posteriormente se comprobó que estas inocentes criaturas no eran para nada, protagonistas de tales males.

Descubrieron posteriormente y supieron por ello sobre sus malformaciones tanto psíquicas, como somáticas…, por lo que determinaron que había que apartarlas del contacto público, para evitar males mayores. Desde aquel entonces y todo ello, se les concedió la benevolencia de aislarlas, de encerrarlas y de ¡encadenarlas!; hoy día ya, la racionalidad social, se ve en el compromiso de tener que “cargar” con el Oligofrénico; consiguiendo su aislamiento en Centros especializados, que no es poco, porque no se les encadena, aunque sí continuamos con el delito de la hipocresía de nuestra compasión; seguimos dándole la espalda a la realidad y a sus verdaderas soluciones.

El Oligofrénico me recuerda al miserable, que son reciclados en Centros, para que el resto del público pueda vivir en la ignorancia de estas verdades y no tengan que sentir la vergüenza ante las caóticas situaciones de estos hermanos. Por eso urge de una obligada entrega a la investigación por un lado y de un necesario servicio de humanización en todos los órdenes, más cuanto mayores sean las diferencias sociales…, puesto que debemos de estar en una constante hacia un común derecho práctico de igualdad.

El sentir hacia el dolor ajeno ha pasado a un plano de insensibilidad, gracias a la labor eficaz de la mayoría de los medios de comunicación, en especial del avispero de imágenes que proyecta la televisión. Al instante de detallarnos en imágenes una noticia de extrema privación…, sea de hambre, guerra…, de manea inmediata, nuestro subconsciente es golpeado con otras imágenes de esplendor y derroches; pues así lo vive, una y otra vez, siendo anestesiado de esa manera.

Se contrata a los mejores especialistas, sociólogos, psicólogos, psiquiatras…, para la confección de engañosos medios publicitarios y captar a las grandes masas de gentes que caen, aún, subconscientemente, en los dañinos anuncios comerciales; ¿A dónde quedan y en qué quedan relegadas las esencias fundamentales del ser humano?, ¿no es de verdaderos locos, pretender vivir o más bien subvivir con estas formas enfermizas? Necesitamos con urgencia un…, casi radical aislamiento, de los entornos, para poder percibir y darnos cuenta de lo dañino que es cuanto nos rodea; no podemos visualizar la nitidez de las cosas, cuando somos acosados por turbulencias de mensajes constantes.

Es tan antinatural cuanto hay impuesto que vivimos de manera asfixiante. Ninguna especie es capaz de alterar el orden natural de su manera de existir; y nosotros debemos urgentemente recuperar el equilibrio de ese orden natural, porque somos un componente más de dicho orden.

Cuando no engendramos la oligofrenia, engendramos la esquizofrenia, amén de otras variantes hacia las que derivan los desenfrenados disloques mentales ante tanta presión a que es sometida la persona. Sus energías las sostiene de manera dispersa y enmarañada, de ahí la constante caída a tremendos desequilibrios.

Cuando le exigimos al cuerpo social una solución racional, le es imposible encauzarla hacia vías adecuadas, traduciéndose en faltas claras de voluntad de esa solución práctica; no dudamos de la capacidad de solución de la persona, ni tampoco dudamos de la capacidad de voluntad en solución práctica a niveles políticos y por supuesto a niveles sociales, pero…,¿Qué es lo que impide que las acciones se traduzcan en soluciones prácticas, sino esa disparidad de energías que conviven dislocada y enmarañadamente en el interior de la persona, por el sistema de vida tan antinatural al que le hemos sometido?

Ahora imaginen, sabiendo ya que esta es la presión a la que sometemos a las personas exteriormente sanas, ¿en qué y a qué quedan relegadas las soluciones prácticas de aquellas personas que presentan claramente algún tipo de deficiencia, como en éste caso nos referimos a nuestros oligofrénicos?

Puede que habré utilizado al Oligofrénico en el encabezamiento, como simple elemento de publicidad, pues ellos, como el resto de las grandes masas marginales, sufren el latir de las miserias a las que la sociedad en particular y el sistema que nos rige en general, les empujamos. Observen, si nó, a los impedidos, que pudiendo valerse por sí mismos para denunciar las situaciones discriminatorias, es enorme la cantidad de barreras que se encuentran a cada paso; ahora apliquen lo mismo a nuestros deficientes mentales, que para exigir un mínimo de derechos, tienen que depender de los demás. A veces caigo en el pesar triste y profundo de que este mundo ha estado hecho solo para los blancos y siempre que sean sanos, al menos físicamente.

¿Nuestra sentencia?, es la INCONSCIENCIA.

EL OLIGOFRÉNICO Y LAS DEMÁS FORMAS MARGINALES VIVEN CON NUESTRAS PROPIAS EXIGENCIAS E IMPOSICIONES, Y ADEMÁS CON SUS MISMAS LIMITACIONES. ¿Cómo vivimos el resto?, ¿“los cuerdos y sanos”?, ¿vivimos tal cual somos, o más bien imbuidos cada vez más en el escaparate de nuestra misma falsedad?, ¿Cuál debiera ser la sentencia hacia nosotros mismos?, ¿Quiénes son los que en verdad viven y forman parte de esa aún desconocida oligofrenia?, ¿existe mayor locura que el engaño, la envidia…¿no son nuestras asignaturas aún pendientes?

¿Es de cuerdos caminar?

¿Por senderos sin sentido?,

¿Inconscientes a la muerte?,

¿Abrazados y unidos?,

¿Ocultando nuestro mal?

 

 

“muy especialmente dedicado a nosotros los cuerdos” – J. Híades

Publicado en Artículos de J. Híades | Comentarios desactivados

AGUAS DE LA MUERTE: INMIGRANTES

AGUAS DE LA MUERTE: INMIGRANTES

Muy estimados nuestros:

 

La presente obra de J. Híades le fue publicada con el título ¿QUÉ HACEMOS?  En Centro América o mejor como a su autor les gusta mencionar: Indo América, un martes quince de julio de 1997. Posteriormente, con la asistencia de UNIÓN UNIVERSAL DESARROLLO SOLIDARIO  Y UNIVERSAL PETRA ESPAÑA a una Jornadas celebradas en Málaga (España), tituladas: “aguas de la muerte, mar de esperanza”; el autor adapta el título, con Aguas de la Muerte a unas jornadas que por boca suya, las calificó como, y citamos textualmente: “unas jornadas de pleno fracaso, por falta de implicación política y por no implicación de las diferentes asociaciones y organizaciones no gubernamentales; fueron jornadas de escaparate y donde quedó claro que el ser humano, la persona en sí, inmigrante…, es la mercancía barata desechable en cualquier momento”. Incluimos en éste título: IMPORT&EXPORT: ¿Producto?…, género humano.

 

Cuando UNIÓN UNIVERSAL DESARROLLO SOLIDARIO extiende éste trabajo a Presidentes Autonómicos, Ayuntamientos, Institutos, Universidades, Escuelas, Medios de Comunicación, Asociaciones y ONGs., Embajadas…, todo aquí en España, lo hacemos con la presentación por medio de la siguiente carta:

 

Entre la Esperanza y la Muerte, es la muerte la está ganando con creces la partida y el pulso que vienen echando nuestros Hermanos de otros Continentes, al arribar a zonas más “cálidas”, donde poder subsistir de forma digna y humana.

 

Entre la Esperanza de Vivir libremente y la muerte misma, es LA MUERTE LA QUE LLEVA TODOS LOS ASES PARA GANAR. El problema inmigración  late y es  palpable en todos los Continentes del Planeta; pero las alambradas, los muros, hacen que choquen contra ellos los propios Derechos de Libertad y Justicia a que está protegido cualquier ser humano, es decir, chocan contra ellos o caen en las fosas de la depravación los propios documentos donde vienen reflejados  teóricamente los DERECHOS DE PAZ, JUSTICIA, LIBERTAD y  de IGUALDAD a que tenemos derecho el ser humano y que no son otros que la propia DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS Y  LOS DERECHOS UNIVERSALES DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA; ya firmados por el conjunto divisorio que conforman los países de éste Planeta.

Derechos que son sometidos al transitaje de papeles, donde al final se ven en hechos crudos y reales que el ser humano, en verdad, no tiene derechos; que todos los derechos  dependerán del sitio donde nazca, dependerán de la religión que practique, del color de piel y raza a la que pertenezca, etc…Y esa Declaración de Derechos Universales está siendo VIOLADA en continuo por propios Gobiernos arropados por sociedades “civilizadas”. Así, sin dar solución…, mientras, se llenan de desplazados y refugiados amplias zonas del mundo. Y con ello la desprotección, la miseria y como nó…, cientos o ¡MILES DE MUERTOS! Son nuestras inhumanas  exigencias; y cuanto más exigimos, más difícil hacemos la convivencia; pero eso ¿que más da?…, lo que importan son los papeles… Triste, muy triste, pero real…, muy real. Como dice J. Híades en uno de sus comentarios denuncia: “¿se imaginan las aves migratorias si tuvieran, en su transitaje, que atenerse a los papeleos que   los humanos  se imponen? ¿A eso le llaman libertad?”

 

Hacemos un voto porque los corazones se abran, aunque las fronteras continúen cerradas.

Saludos cordiales, desde Unión Universal Desarrollo Solidario

 

 

 

 

Carta del Autor:

 

En éste mismo orden, J. Híades, y por su indudable interés, adjunta una carta al  artículo que envía al  Director del diario Independiente La Hora en Centroamérica, que ofrecemos a continuación, en fecha 22 de Mayo de 1997:

 

 

Estimado y apreciado Amigo Don Oscar:

 

Aunque mis contactos personales hubieran menguado en esos últimos tiempos tan difíciles que a las sociedades a veces, se nos empuja a vivir, como así ocurrió con el Pueblo guatemalteco; en mi mente y en mi espíritu han estado todos Ustedes presentes. Pero eso es precisamente el misterio del vivir. Sin embargo, nuestra obligación como “aves de paso”, es la de continuar la andadura propuesta; como bien dijo Santa Teresa de Jesús: “esta vida es una mala noche en una mala cama, de una mala posada”; ¡qué de misterios nos aguardan aún! ¿Verdad?

Aunque, por desfortuna, no tenga el honor de conocerle como persona, en espíritu y en desafío a las situaciones si creo que podamos coincidir; por ello, con el permiso de Usted, me he tomado la libertad de llamarle Amigo como cabecero de éstas líneas. Me alegraría enormemente saber que la lucha diaria de esa publicación Independiente sigue adelante por propia necesidad de la sociedad, del pueblo en sí, ya que es el mayor y mejor expositor de cultura y libertad para las personas. Los ejemplares que he ido recibiendo, enviados tan generosamente por parte del Diario que Usted preside, los guardo como piezas valiosísimas, con la honra de ser uno de los privilegiados en ésta parte de Occidente de ser poseedor de testimonios de libertad impresa que en cada página de su Diario se refleja; motivos sobrados tengo para realizar semejante afirmación. Le animo por ello, a que esa línea con que se ha caracterizado su publicación, la siga y mantenga “a capa y espada”. Gracias.

Antes de despedirme, aunque estas letras quería que fueran exclusivas para saludarle, no pierdo la tentación de adjuntarle, éste Poema, que ya en fechas anteriores, seguro le envié y con mi especial dedicación titulado AMIGO, así como mi último trabajo, ¿QUÉ HACEMOS?

Con el mejor de mis deseos, reciba un cordial saludo.

Sinceramente,

J. Híades Galán

 

 

 

 


 

 

AGUAS DE LA MUERTE: INMIGRANTES

 

 

Capítulo I

 

 

Me encuentro ante una fotografía de cualquier periódico sobre unos inmigrantes marroquíes y saharaui; de cómo son forzados y obligados por los Agentes de Orden Público españoles, a que depongan su actitud de resistencia y abandonen cuanto antes el país de Occidente en que se encuentran y accedan a ser expulsados.

Y en verdad que hay que acabar con todo esto, con todas estas series de  sin razones y comportamientos egoístas con que se cubre la cara el Pueblo de Occidente; ese falso velo con que se reviste; amurallando y privatizando el conjunto de sus propios países que hoy componen la llamada EUROPA.

¿Es Europa la finquita privada de unos cuantos, rodeada de una alta verja y fuertemente vigilada y protegida, para que no entre ningún intruso, desconocido e indeseado; desde cuyo interior se pide por teléfono que se le sirva a domicilio, con la garantía de poderlo devolver, si no es de su agrado, al precio que ellos mismos estipulen por determinado producto y servicio? Así, ningún ajeno a ellos podrá tener acceso a dichos territorios, puesto que son tachados de extranjeros y etiquetados como tercermundistas o como la misma peste incluso…, cuando a unos se les persigue tiroteándoles o a otros, se les persigue por racismo y acusa de ser ladrones, solo por ser negros…, etc. ¿También van a amurallar el aire?.

No nos interesa ya la Historia, ¿verdad?; porque todo esto que sucede en la actualidad ¿después de que está ocurriendo?, ¿después de qué hechos? Y no es sino cómo a lo largo de esa dilatada y extensa  Historia han ido invadiendo, asaltando, arrasando, saqueando, violando y exterminando por cuantos lugares se han pisado, es decir:¡todo el Planeta!…, por cada rincón de sus cuatro continentes. (Ver el artículo EUROPA: ¿SIEMPRE? y comprobarán porqué se habla de cuatro y nó cinco continentes).

Después de tanto pillaje, de tanto robo… ¿a merced de qué y de quienes dejaron esos territorios y esas sociedades? Muy seguros y fuertes se encuentran estos señorcitos europeos y sus descendientes, pero la misma Historia demuestra que hasta los más sólidos Imperios, han caído estrepitosamente. Y éstos, lo europeos y yanquis, por hecho que no van a ser menos. Y no es que esté refiriéndome a invasiones y ataques “tercermundistas”, como ellos le llaman, carecen de poder armamentístico, eso queda para los hoy  países más ricos del mundo; me refiero a su propia autodestrucción, porque entre ellos mismos se aguijonearán con su propia soberbia, con su mismo veneno, con su inconsciente y cruel vanidad.

Da igual el orden en que escriba estas líneas, el lenguaje de la verdad  permite cualquier orden de equilibrio; sí que han robado monumentos y oro, sin querer ver que después de siglos ya transcurridos, siguen sin ser suyos ¡por qué fueron y siguen estando robados!, pero les molesta que se les llame ladrones; si que han esclavizado y matado vidas; pero les molesta que les llamen asesinos. Y ahora, que un puñado de valientes o de desesperados o de “aventureros” logran alcanzar las costas de éste país: Europa; se les persigue y se les echa fuera, como si se actuara en justicia, devolviéndoles a su lugar de origen; truncándole las esperanzas e ilusiones de superación, ¡de su propio derecho a evolucionar! ¿Acaso no están actuando de manera totalmente legal, en relación a como esos europeos invadieron sus propios países y del resto del mundo, con pillajes, incendios y arrasos?

“Es que estamos en otros tiempos”, deciden; pues por eso mismo que andamos en otros tiempos, creo que va siendo hora de más, de resarcirles y ajustar cuentas, de todas y cada una de las deudas, contraídas en otros tiempos, que a nosotros nos benefició, y a ellos les desgarró.

Esta otra invasión es diferente

Vienen desarmados,

Vienen desconsolados

Y desamparados

Vienen enterrados en miedos, arriesgando sus vidas, abandonando sus hogares, en míseros botes o elementos flotantes o camuflados en cualquier rincón o de cualquier manera;

 

… ¿quién puede poner

Cadenas al aire?,

¿Quién a la Luz someter?;

¡Dejad libres los cielos!

Que se llenen de aves,

¡Dejad correr el agua!

Que nos permita beber.

Caminar en paz por la Tierra

Que nos ha de mantener

Y sembremos de esperanzas nuevas

Nuestras maneras de ver.

(Fragmento del poema AMIGO del  libro Llegan a Ti)

 

¿Qué derecho?, ¿qué ley? O ¿sobre qué fundamentos  basamos los europeos para pretender que nuestros pasos estén protegidos o apoyados por el menor resquicio de Justicia?, ¿Cuál es la Ley que nos ampara, para que en Justicia, nos sintamos libres y con las manos limpias?, ¿no es el conjunto de fechorías realizadas en el pasado lo que nos tiene como una sociedad desarrollada en el presente? Por ello mantengo de cómo son truncadas todas las esperanzas en cada persona que es devuelta.

¿Qué hubiera ocurrido  si así hubieran actuado los aborígenes de la actual Indo América o de los mismos restos de los Pueblos “visitados” tan atrozmente?; hoy por seguro, que éste rincón del mundo no existiría como Europa, porque la peste y enfermedades que padecían, hubieran dado buena cuenta, haciéndoles perecer. ¿Este es nuestro razonable comportamiento con los que en tan Gran Deuda Histórica nos encontramos?

Si nos ponemos así, habría que razonar entonces de que al fin y al cabo ¿no es Europa un rincón compuesto por los seres más sanguinarios?, ¿acaso, como decía, se han rendido cuentas de cuantos delitos se han cometido en los países de estos ciudadanos del mundo que ahora nos creemos en el derecho de despreciar, de humillar y desechar? Ellos nos hablan de sus antepasados, con especial cariño y enorme amor, por el legado de respeto que tienen de testimonio en su convivencia milenaria con el conjunto de especies que poblaban su entorno. ¿Qué puedo memorizar yo de mis antepasados?; ¿Qué eran rateros, incendiarios, ladrones y violadores?, ¿Qué todo lo que asaltaron y robaron lo destinaron al despilfarro y a sus guerras entre ellos?, ¿Qué, para colmo, se nos enseña como grandes héroes que fueron y se les levantaron monumentos?, ¿A quién estamos adorando entonces, si venimos dándole la espalda a la verdad?

 

Capítulo II

 

Que den por cierto y verdadero, que mientras no se rindan cuentas, mientras tanto no se paguen deudas contraídas; ninguno de los Países que en la actualidad, ¡NINGUNO!, digo bien, se auto domine industrializado o del primer mundo o pro norteamericano o como quieran auto denominarse, no tendrán derecho a nada, tanto por el daño como por el mal contraído. Es más, si cierto fuera que son practicantes de la religión hermana del Islam, es decir, que son cristianos, no solo hemos de admitir a los hermanos afro-árabes-indo americanos-asiáticos-oceánicos, sino, además, facilitarles cuantas posturas necesiten para mejorar la convivencia y procurar aumentar su grado evolutivo en esa concordancia  de culturas.

No olvidemos que estamos en deuda muy grave con ellos, aunque nuestras razones e intereses nieguen tal realidad, ES MÁS FÁCIL ROBAR QUE DEVOLVER, ¿verdad?, pero que no sea con nosotros. ¿No habría que cuestionarse si es cierto que nos hemos librado de aquel tipo de gobernantes cuyos pasos sangrientos y de bandidaje, nos han colocado en situación de extrema deuda? Porque el asunto es más grave aún. ¿La realidad es ésta que imponemos?, ¿se le permitiría al ladrón, después de asaltar, robar, violar y asesinar, que se hiciera propietario y dominante de las economías sociales? O más simple aún, ¿se le reconocería como propietario y dueño legítimo de lo robado?

Rechazamos la injusticia, cuando en verdad estamos negros de ella. Son terriblemente peligrosos los pasos dados, para que se permita una normal fluidez en la evolución, pero aún es peor, porque bien poco se está haciendo en paliarlos. Nuestro sentido de razonamiento es, tal vez, más profundo, pero ¿para qué?, ¿para convertirnos en seres más astutos y emplearlos en nuestras pillerías y raterías? Todos somos cómplices y culpables de unos hechos, que por mucho que no queramos atribuirnos, aunque sí a beneficiarnos, el caso es que los más y totalmente inocente de todo ello, fueron y son aquellos contra los que arremetimos ferozmente, arrebatándoles todo.

AQUÍ NADIE, PARECE CULPABLE DE NADA, COMO SI NADA HUBIERA OCURRIDO.

En todo caso, nuestra occidental obligación es la de admitirlos y facilitar su residencia a cuantos procuran trasladarse o cambiar de zona en el Planeta. Iniciado éste proceso de obligada corresponsabilidad, después…, ya hablaremos.

Las razones son fuerzas, las soluciones son energías, ¿por cual optamos? A medida que negamos el cauce natural de estas soluciones, generamos una mayor negatividad, el cuerpo social se va llenando en exceso de brotes de pus, porque nada cae al vacío ni nada se difumina, todo queda, y con todo debemos vivir.., ¿Qué es lo que acumulamos en nuestro existir, generación tras generación?; con ese gangrenamiento de energía, es difícil que se mantenga en pié lo construido; ante el hedor de los hechos, solo volvemos la cara o construimos pequeños compartimentos para que no nos alcance. Pero ¿y la solución…con tanta falta de voluntad? Queda lejos, muy lejos. Mientras no nos comprometamos con estas realidades ¿qué sucesos puede acontecernos?

Quisiera dejarles con un pensamiento, poco creíble, ya que no es demostrable, pero sí ruego, que para su comprensión, empleen esa excelsa herramienta que todos poseemos, como es la imaginación y ahora, como si fuéramos recién nacidos a ésta vida, libres y limpios de toda contaminación, digo, piensen e imaginen lo siguiente: “Cada conjunto de especies creados, se les pone un tiempo o ciclo como tope evolutivo, para después, quien, en sus diferentes asistencias a ésta escuela o reencarnaciones; pueda ascender de grado o nivel. En ésta evolución nuestra, se nos aproxima un cambio de ciclo; la raza blanca de ésta especie humana, continua sin reparar ni resarcir los daños causados en sus invasiones y arrasos.

En ese nuevo ciclo, los componentes de la raza blanca, sufrirán, en el mismo orden, las acciones de bandidaje que aquí llevamos a cabo y no subsanamos ni restituimos. Y todo ello, no solo por querer caminar de espaldas a los hechos reales y a la propia verdad, sino porque todo, en las existencias materiales viene ordenado, disciplinado y gobernado por la Ley de tal como hagas, así deberás pagar; ese comportamiento es el que nos permite que exista una verdadera línea de igualdad entre todos los seres, sin que se permita diferencias de ningún término de orden. Algo, que como vemos, hemos llegado a escribir en Tratados y Derechos Universales, pero que hemos y estamos caminando lejos de cumplirlos.

 

J. Híades Galán

 

 

 

Nota.-Ya, fuera de contesto, su autor J. Híades nos comentaba:” ¿estaremos aniquilando el sentido de racionalidad, con la NO solución de las cosas, con el NO resolver las situaciones? ¿Será que el valor real que le damos a los intereses materiales, apenas si deja resquicio alguno para el verdadero valor que tiene el ser humano? Porque…, qué leyes se cumplen, cuando dejamos a nuestros niños y niñas sin piernecitas por las minas antipersonales que el adulto siembra, o los empleamos de cobayas o los usamos para tránsito de drogas y prostitución que el adulto consume e incluso asesinamos para extraerles sus pequeños órganos y comercializar con ellos o los usamos como esclavos, con tareas de bestias o los vendemos o compramos o usamos para que consuman lo que el adulto producimos…, y envenamos los suelos y ensuciamos las aguas y contaminamos el aire y asolamos las superficies…qué norma o ley respetamos. ¿Si es cierto que buscamos solución, porqué no se encuentra? ; ¿Tan grande es nuestra falta de voluntad, tan contaminados, ensuciados, asolados e irrespetuosos somos? Debemos mirar más hacia adentro nuestro, que hacia fuera…, ya tenemos grandes ejemplos, además del hermoso ejemplo de nuestros niños y niñas…, es el de nuestros voluntariados…, ellos son nuestra esperanza de solución.”

Publicado en Artículos de J. Híades | Comentarios desactivados

HACIA EL ABISMO DE LA VEJEZ

HACIA EL ABISMO DE LA VEJEZ

 

Desde Unión Universal Desarrollo Solidario.

 

 

Estimados todos:

 

¿Cuántos caminos paralelos existen que nos dirigen hacia una común meta? Aunque sean caminos desiguales, en otras ocasiones, sabiendo que todos van hacia el mismo destino, buscando alcanzar un mismo horizonte, ya nos ponemos a inquirir diferencias que nos enfrenten y nos lleven, incluso, a comportamientos de guerra y demás locuras.

 

“…todos estamos inscritos

A ésta carrera,

Hacia la evolución;

Todos, sin excepción,

Paremos más,

O incluso nos retiremos,

Debemos continuar,

Tenemos que volver

Para llegar

Y acabar.”

Por favor, lean éste artículo con el que su Autor, nos inunda. No jueguen con el comercio de las palabras y piensen que ese mismo estado de abandono…, atrozmente, estamos aplicándolo a nuestra juventud; lo sufre el conjunto social.

Nosotros, los presentes, tenemos una ardua tarea; la recolecta de sus frutos, dependerá de nuestro cultivo, ¿sí?, ¿cierto?; pues no lo hagamos más difícil y desde retaguardia, no cesemos de enviar ayuda a los que se encuentran en el frente, luchando.

Nos encontramos en continua guerra contra la indiferencia, contra la falta de compromiso, contra la dejadez; será envidiable así que ganemos nuestra LIBERTAD. ¡A por ello!

En nuestro mejor ánimo, gracias.

Unión Universal Desarrollo Solidario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HACIA EL ABISMO DE LA VEJEZ

 

 

 

Capítulo I

 

 

Las personas somos círculos andantes en el errar por las distintas etapas del ciclo de la evolución al que estamos sometidos en nuestro constante anhelo de superarnos, de aprender. Salvo nosotros, nadie nos  empuja a ello. Con qué facilidad lo olvidamos una vez que hemos descendido y nos hemos materializado en éste cuerpo. Arrancamos en un supuesto desde CERO, pero eso nos ocurre cada día que amanecemos metidos en éste cuerpo; claro, con una memoria más latente, puesto que se trata de recordar de un día a otro o de unos años atrás dentro de ésta misma vida. Y no de una encarnación a otra. Nuestra memoria cósmica queda aletargada ahí dentro para esas cuestiones. De tal manera que caminamos desde nuestra ignorancia; y vemos y razonamos…, todo desde nuestra ignorancia, ya que aquí nos encontramos como alumnos, no como maestros.

Nuestro primitivismo es la consecuencia de ese mismo deseo de aprender. Sin esa inquietud de aprender, no habría ni Bien ni Mal, ni cielo ni tierra ni infierno; ¡¡¡NO HABRÍA NADA!!! Porque nada se hubiera procreado; nada hubiera surgido, ni la Luz ni las Tinieblas ni los astros ni éste agua ni éste aire; nada, nada, nada habría, nada existiría. Todo se lo debemos a la inquietud, al movimiento, a la vibración, al deseo innato de pretender avanzar y superarnos; todo en sí se lo debemos a la energía; nosotros mismos somos energía.

LA VIDA ES LA CONSECUENCIA MÁS HERMOSA DE NUESTRO EXISTIR. Aquello que conocemos por muerte es solo un simple medio que empleamos para trascender desde el mundo de la energía, a éste mundo de la materia. La muerte es un simple puente que une ambas orillas entre la energía y la materia; entre la de ésta pequeña existencia, con la Existencia Real.

Nada logramos con la inmovilidad; la comodidad es enemiga de la creatividad. Y el ser humano es creativo, es artesano, es un ser activo.

Los surcos del arado van quebrando y levantando las superficies; para que de esas superficies puedan brotar formas evolutivas que después nos van a ofrecer una determinada  y muy variada utilidad. Estas son las existencias materiales. Además de cuerpo, somos energía. El discurrir de nuestra vida por ésta superficie, imbuidos en tan deprimente escafandra, seguirá siendo pobre y deprimente por mucho que la adornemos; lo que va ha resplandecer en él, es la energía que lo habita, es decir, nosotros que nos hallamos ocupándolo. La energía es lo que da vida a la materia y no al revés.

Naturalmente que esa envoltura carnal que llamamos cuerpo, es familiar y semejante, no solo a éste entorno que le rodea y por el que se desenvuelve; sino que es semejante a todo el macrocosmos y a al microcosmo que forma ésta dimensión material…; su molécula constructiva…, el ladrillo sobre el que se cimienta, se asienta y se constituye todo, es la MOLÉCULA DE CARBONO, así TODO EL COSMOS CONOCIDO Y POR CONOCER dentro de ésta dimensión. Si echáramos mano, veríamos que nuestro cuerpo verdadero no es éste traje o escafandra carnal que llevamos puesto,( y que abandonamos cada noche mientras dormimos); nuestro cuerpo verdadero es la forma de energía que se limita en ocupar el espacio de nuestra forma física, desde el momento en que descendemos y ocupamos el embrión de lo que va a ser ese uniforme, ese cuerpo material; pero dentro de toda esa masa protoplasmática, estaremos ubicados en un pequeño espacio de dicha forma física; un espacio muy pequeño que es el de la masa encefálica.

Esa masa encefálica es la que nos sirve de cofre; es donde en realidad nos hallamos. Nosotros no estamos en el pie, ni la mano, ni en el hombro, ni en el estómago, ni en el ombligo etc…; nosotros nos encontramos dentro de esa masa encefálica y desde esa posición de mando, nos asomamos a través de las dos oquedades llamados ojos para ver el exterior del mundo físico y usamos el resto de los sentidos físicos para desenvolvernos en éste paraje provisional al que hemos venido por propia voluntad y después de mucha espera.

Ahí dentro de esa masa encefálica se encuentra y es portadora toda la  energía existencial, incluido saber el saber de nuestra mente espiritual, donde se almacena el conocimiento adquirido en cada una de las existencias por las que pasamos. Ahí se hallan nuestro consciente, nuestro subconsciente y la conexión por medio de éste con el súper-yo o padre celestial o dios; ahí se encuentra…, todo; es donde en realidad nos encontramos.

Nosotros, pobres ignorantes, en vez de crecer y crecer en ese saber que es y va a ser la mayor de las riquezas desarrolladas…, nos encargamos de acumular y acumular riquezas y bienes materiales; convencidos que todo eso va a ser nuestro verdadero tesoro…, ¡¡¡ignoraaaantes!!!

Si viéramos tan solo un poco la verdadera Realidad de la que estamos constituidos, ciertamente que daríamos un vuelco gigante de valores y de visión de las cosas. ¿Para que cuidamos tanto el cuerpo físico, si el cuerpo de la mente y del conocimiento lo tenemos en continuo abandono? vamos a procurarlo mantener sano, tal como vino y nos insertamos en él; que sea de manera natural, sin mayores inventos ni artilugios, puesto que solo se trata de una equipación o abrigo con la que nos cubrimos para estar aquí éste rato.

En esta envoltura primitiva y provisional, si lo que le hacemos ingerir, es todo cuanto le distorsiona y perjudica, no solo a través de la boca, sino de los oídos, de la vista…, qué esperamos que produzcamos y recolectemos. En ésta escuela tan particular que es la vida material, en ésta carrera de obstáculos, a medida que avanzamos y los superamos, permitiremos el brotar, desde nuestro interior, de esos frutos de conocimiento que son en sí el verdadero alimento de lo que llamamos Vida Verdadera o Existencia en la Energía.

Es cierto que lo mismo estamos hoy, que mañana ya hemos abandonado todo esto, hemos dejado de existir en ésta forma material; tal como lo hace el escolar cuando finaliza su clase. ¿Qué sentido tiene entonces, si estoy aquí y de pronto dejo de estar?; insisto que tiene el mismo sentido exactamente que el hecho de ir a la Escuela, o al Instituto o a la Universidad o a un Centro determinado para estudiar o investigar; una vez que has aprendido dejas ese Centro; eso mismo hacemos aquí.

Es decir, somos nosotros mismos los que, junto a un Consejo, planeamos la mejor manera de encarnar…, si alto o bajo, si rico o pobre, si negro o blanco o mulato o tuerto o cojo, etc., para facilitar nuestro aprendizaje, el tiempo que nos toque…, si un mes ó 23 u 80 años. Todo por cumplimiento de nuestra propia voluntad; por eso, cuando provocamos terminar antes del tiempo establecido, esa horrible negligencia la pagamos volviendo de nuevo y en peores circunstancias; “perdimos puntos”, pues hemos bajado de nivel, hemos suspendido el curso anticipadamente (tema desarrollado en el artículo TODO, MENOS EL SUICIDIO)

Este y aquí es el infierno, y es donde debemos luchar y superarnos. Eso que llaman infiernos no es otra cosa que el resultado de nuestra formas y maneras de obrar, de pensar…; según pensemos, hagamos…, así es como nos puntuaremos. La vida, ésta vida es la oportunidad de poder hacer brotar inmensas riquezas que después nos serán enormemente útiles; y estoy hablando de riquezas, no materiales, sino riquezas a nivel de energía, de conocimiento, de buena acción. La labor de lucha en superación ante dificultades te harán crecer, pues uno mismo está muy por encima de cualquier circunstancia y hay que materializarlo con hechos; ese es nuestro caminar en la vida, materializar los pasos, sin que se queden ahí dentro en la cabeza sin más. El pensamiento es una energía muy válida, pero mientras no la transformemos en acción, no formará cuerpo y parte de nuestro camino. Y nuestros hechos, nuestros actos son los que van determinando el tipo y la clase de persona que somos; cada paso en acción va empedrando ese sendero que nos toca recorrer; la intención con que se hace, es lo que forma la riqueza de cada paso.

Cada vez que atentamos contra un derecho ajeno, estamos creando una serie de desarmonías, donde lo único y claro que se logra es formar un cuerpo mayor de dificultades que van a impedir el propio avance, como resultante de ese perjuicio hacia el ajeno; pues aunque aún halla quien lo niegue, todo se basa en la ley de no actuar como a ti mismo no quieren que te hagan. Engañar es muy goloso, en especial si hay bienes materiales o fuente de energía por medio, pero todo ello se paga muy caro después cuando se tiene que dar cuentas al director de la escuela, en éste caso, al Director de la Creación.

Es más, atentar contra sí mismo, se acarreará un perjuicio que deberemos reparar; a ese cuidado y respeto, a ese mimo por lo propio y por lo ajeno, es lo que se llama ser más civilizados y ser, sin duda, seres racionales. Observémonos cuando fuimos niños; pues no dejemos de respetarnos así como entonces lo hacíamos. Alcanzar esas cotas es materializar con los hechos nuestros deseos y posturas. La superación, la búsqueda de profundidades en sinceras soluciones, implica el comprometernos con sí mismo y ello se verá reflejado en mayores logros de armonización, de elevación; se verá reflejado en un mayor grado evolutivo de la persona y de la sociedad en cuestión. Todo lo individual afecta al conjunto. Pero con hechos y soluciones, con pasos y materializaciones que enriquezcan y engrandezcan por su equidad y respeto. Dependiendo de lo que elijamos ser por nuestras acciones y pensamientos, en eso nos convertimos. No queramos ser un frondoso árbol o un exquisito frutal, con formas y acciones vejantes. Y nuestra función aquí, en esta Escuela de aprenderes, está claro ¿verdad?

Es considerablemente triste y desgarrador ver a tanta gente, a tantos hermanos de éste común océano,  tirada en los desagües de su propia ignorancia; creando sus propias confusiones interiores, picoteando de aquí y de allá entre tanto escaparate y forma material; emborrachándose poco a poco para degenerar ,como denuncian nuestros propios jóvenes, en una empanada mental…, sucumbiendo en callejones aparentemente sin salida, cuando la salida la tienen justamente al lado o frente así mismos; y así ocurre…sencilla y llanamente porque ¡¡no la ven!! ¿Cómo, entonces, puedo acercarme a esas personas y de qué manera puedo tenderle la mano?, ¿Con qué capacidad y cantidad de energía cuento para llevar a buen término la empresa de ayudar?, ¿puedo ayudar?, ¿y yo como me ayudo?; yo vengo aquí para superar mi curso; dentro de esas materias que debo aprender, ¿se encuentran las de ayudar?, ¿no me ayudo yo ya cuando evito y procuro no perjudicar?

Sin duda existe la misma distancia entre dar el paso y buscar solución o el plantarme de brazos cruzados. La determinación debe de salir del interior de  uno mismo. Uno tiene que ser el que dé los pasos para hacer camino. Así, ¿de que manera, nos prestamos la adecuada atención sin ser absorbidos  por el entorno o por la misma maraña de pensamientos que hemos generado en nuestro propio descuido, y como dijimos, dejando entrar todo tipo de impresiones, de informaciones, hasta atosigarnos y debilitarnos confundiéndonos? Las personas somos muy importantes para consigo; somos terreno en continua siembra; de ahí la increíble trascendencia de vigilarnos e impedir que no entre cualquier impresión o visión o información para no ser distorsionados y confundidos como somos en realidad; de lo que nos sembremos, así nos produciremos. Y de eso saben en exceso los medios comerciales, con sus dañinos y falsos mensajes. Ese infernal comercio, embaucando y haciéndonos caer, nos debilita, divide y facilita el acceso a la trampa, al engaño, a la mentira.

¿A que queda relegada la persona pues, si no se le enseña nada de cómo defenderse y como autodeterminarse? Esos sistemas de tratamiento que se ejercen sobre un producto cualquiera que es lanzado al mercado, porqué nó se realiza con la persona, para que sepa en todo momento dar pasos conscientes y no mecánicos y mediatizados. La inocencia de la persona con la que está constituida es una, el ardid de la mentira a la que se le hace desemboca está ya más que constatado, con el acoso y derribo al que es sometida incesantemente.

¿Y todo esto porqué se lo cuento a Ustedes? A veces, cuando somos asaltadas por situaciones que van más allá del común vivir, las reacciones que se generan en el interior, son tremendamente dispares; en un momento así, si nos dejáramos llevar, sin freno alguno, por el sentir de ese momento…, ¿hasta donde llegaríamos?; es difícil que la persona se conozca así misma, especialmente cuando tan solo se le enseña la sombra del conocimiento y nó el conocimiento en sí mismo en todas sus funciones; sus capacidades son mucho mayores y muy por encima de lo que se viene creyendo; es mucho, mucho más, pero normalmente no hay situaciones o foro adecuado para que pueda practicar y demostrarse así misma de sus enormes capacidades, vive ignorada e ignorándose.

Vive por el contrario, creyendo y convenciéndose de que ella sola nunca va a ser capaz de realizar esto o aquello otro. APRENDE A VIVIR EN UNA NEGACIÓN CONSTANTE DE SÍ MISMA. En la búsqueda de un beneficio propio, se es necesariamente obligado a realizar un perjuicio hacia el ajeno; es decir, para que tú te beneficies, ¿es necesario que perjudiques?, eso es lo que se viene poniendo en práctica. El egoísmo y la envidia son armas muy peligrosas, respaldadas por propias ignorancias, que nos llevan al desprecio de cuanto hacemos e incluso de sí mismos…, desprecio hacia el trabajo, hacia la vida, hacia aquella u otra persona, etcétera.

¿Cuántas aptitudes, oficialmente aceptadas como convenientes y necesarias, se encuentran asentadas en las costumbres de la sociedad, sin importar la vejación que ejercen sobre la persona? Y al mencionar  a la persona, me estoy refiriendo a cualquier tipo de persona: niño, anciano, hombre, mujer, blanco, negro, alto, bajo, budista, judío…No hemos aprendido aún, que vejar a alguien, sea de la condición que sea, nos estamos vejando a nosotros mismo, como especie en fase evolutiva. No queremos ver que nuestros intereses y perjudicar a los demás, son perjuicios contra uno mismo. Y que mientras tanto no aprendamos las lecciones que nos ocupan, estaremos repitiendo curso una y mil veces; porque así es la Ley de la Evolutividad de las Especies.

 

 

Capítulo II

 

Hoy he estado, y ésta palabra, por favor, pónganla entre comillas, en una “residencia” de ancianos ¿CUANTA TRISTEZA EN TAN POCO ESPACIO?; ¡cuanta tristeza y cuanto agonizar! Y ¡cuanta decadencia  en tan poco espacio he visto y sufrido viendo!, ¡Cómo el dolor se señorea por esos pasillos y entre esas paredes a sus anchas!, sin que nadie, absolutamente, se meta con él; porque él, el dolor, sabe que está en su casa. Mirad si me es doloroso ver un árbol abandonado, sin cuidar o…, una planta en un lindo tiesto, marchitándose. Cuanto más a mis seres semejantes y más queridos, como son mis personas del mundo. ¿Cómo podemos caminar con tal atroz indiferencia?, ¿es que no vemos?; son plantas abandonadas en tiestos muy bonitos y decorosos; eso causa tristeza, pero también te llena de profundo dolor.

¿Y ESTE ES EL DESTINO QUE TENEMOS LAS PERSONAS AL FINAL DE NUESTROS DÍAS? Semejantes hechos deben cuestionar muy seriamente nuestra propia condición de auto considerarnos seres racionales; ya que análoga barbaridad se encuentra en el lado opuesto de tal concepto como seres racionales. Cuando se cuestiona si el ser humano puede que aún no esté capacitado para manejar libre un vehículo por las Vías Públicas abiertamente, por lo horrendo de tantas muertes y por el incumplimiento y falta de observancia de sus usuarios en las Normas que regulan dichos comportamiento en esas vías, (tema desarrollado en artículo LICENCIA PARA MATAR y el de CONDUCCIÓN ASESINA). ¿Por qué no podemos cuestionar la racionalidad ante el deplorable acto de abandono de sus mayores?

En verdad que las cosas se inventan, puede que en su mayoría, muy adecuadamente, pero… que mal uso hacemos de ellas. Parece que no encajamos con lo que hacemos; nos ocupamos de hacer algo concreto, pero al mismo tiempo estamos pensando en cincuenta cosas diferentes, por consiguiente, nuestra ausencia está garantizada, y la mala labor, la mala gestión también. Y esto, mientras arreglamos un grifo o pintamos o escuchamos música, incluso si estamos leyendo, pues…como que no importa mucho, ya que el grifo si lo montamos mal lo volveremos a reparar o si pintamos mal lo repasaremos, y  de la música no nos enteraremos ni de la lectura; pero… ¿y cuando eso mismo lo hacemos mientras tratamos con nuestras personas y de nuestras personas, con nuestros mayores?; ¡que aberración más grande cometemos!

Así que eso mismo, cuando personalmente me ocurre con alguno de mis hijos, el regaño que me llevo ya me hacen, inmediatamente, reaccionar y pedirles perdón por mi ausencia mientras me hablaban; pero… ¿y con nuestros mayores?, ellos no nos regañan para pedirnos que por favor les prestemos atención, que siguen siendo personas, que somos sus sarmientos, que continúan ahí junto a nosotros, con idénticos derechos, de que no son muebles ni objetos…, NO, ELLOS NO NOS DICEN NADA, AGACHAN LA CABEZA Y CALLAN. Muerden su humillación en silencio, como si aquí no pasara nada, como si no les pasara nada.

NOSOTROS NO PODEMOS ROMPER EL RITMO, ni evitar caer en las trampas del comercio, que tan a lo loco nos empuja vivir y parece que nos dejamos llevar. claro que…, ¡mientras no nos toque a nosotros vivir en ese abandono cuando lleguemos a su edad!; hacemos que nuestras personas mayores ya cargadas de deficiencias, tremendamente castigadas…, son apartadas y ECHADAS A UNOS RINCONES AL CUIDADO DE LA NEGLIGENCIA HUMANA.

Y aquí no pasa nada…, salvo el pesar tan horrible del abandono de nuestros mayores. Personas mayores que son escuelas vivientes y andantes, de un conocimiento forjado a base de muchos golpes en el yunque de la vida; y todos, totalmente desaprovechados; qué riqueza, de la mas maravillosa de las riquezazas y de los mas grandes honores, que no es otro sino el don del conocimiento, y que cada uno de ellos acaparan…, eso son nuestros mayores, (tema también desarrollado en el artículo  MAESTROS, ACOSO Y DERRIBO).

Hemos hecho que sea difícil que las personas estén concienciadas adecuadamente en sus responsabilidades, que tengan nublada la visión de horizonte en un futuro y de sus pretensiones en la vida; hemos logrado que duden incluso de su propia existencia; ¿qué les estamos enseñando?, ¿de qué manera les estamos educando? Les ponemos todo tipo de atracción hacia la vida placentera, hacia la vida “sin problemas”, llena de comodidades que las cargan de pereza y por otro lado, se topan con el escarnio de su realidad profesional…, que es el estar sujetos y obligados en tratar la decadencia humana en sus múltiples facetas. ¿Cómo venimos construyendo a nuestras gentes?, ¿sobre qué cimientos? y ¿con qué conocimientos?

Personas que viven aceleradamente, con la mente ocupada en sus superficialidades de… ¿qué compro?, ¿hacia donde voy a viajar?, ¿qué me pongo?, ¿qué como?…; todo esto a un ritmo que apenas les da abastos. Siendo así, no llamemos profesionales a seres que se comportan y mueven de manera autómata. Nos convertimos en personas cargadas de circunstancias, que al final caemos en la práctica de eso mismo que hacen nuestros “especialistas de la mente”, que para “sanar” a sus pacientes los atiborran de tranquilizantes.

Imaginen en lo que convertimos muchos de estos lugares inventados, conocidas por guarderías de mayores, que abogan a ser cajas de opresión, como realmente así sufren los que aún guardan conciencia como para poder razonar y ver. Personas que ha vivido y sido enseñadas en tener apego a todo, más aún a lo que han sido su familia en ésta vida y  ahora viven lejos y apartadas. Algo debe cambiar, al menos los enfoques de conceptos, aunque no sean de valores, pero sí debieran ser cambiados los conceptos.

¿Porqué?, ¿porqué no son recintos amplios, con amplias extensiones de césped y de bosques, asientos y fuentes para beber, rincones apacibles donde poder leer y charlar y escuchar de fondo, música como máxima expresión del sentimiento y del lenguaje del alma, atendidos por personas diplomadas en ser humanas y llenas de cariño y amor; aunque no posean títulos, pero que se vean derrochadoras de servicio humano, de amor. Personas que vivan a las personas, que se derramen en ellas y se vuelquen inundándoles con los valores que laten en cualquier ser vivo. Qué nos cuesta servir al ser humano y llenarlos de atención sin más lucro que el del amor.

Todos esos hospicios, psiquiátricos, hospitales, guarderías o residencias de niños o de ancianos…, son Centro de Acogida, de Atención y de Cuidados hacia las Personas, donde debiera haber un mayor esmero en planificación y ubicación del Centro; mayores espacios, mayor cantidad de material para entretenimientos, labores, para recrearse; mejores cuidados y mayor formación de las personas que profesionalmente asisten…, debería de crearse una especie de Orden, donde toda persona que así perteneciera a ella, tendría que destacar por la exquisitez que rigiera las normativas de esa Orden en cuanto a humanidad. De todas formas, ha de haber personal profesional muchísimo más formado psicológicamente y con condiciones humanas más asonantes a esa hermosa gran labor. Que sean Centros humanizados, donde lo que sobre sea el tiempo y el espacio. Donde esos asistentes sean verdaderos ángeles cuidadores y guardianes. No sean esclavas de las prisas ni de los tumultos ni de los desórdenes ni de los ruidos…

En esas Residencias  de Ancianos he visto personas mayores, escupidas en los rincones; precipitándose Hacia el Abismo de la Vejez que la misma sociedad por la que ha luchado, engendrado y levantado, ahora le olvida y le encierra entre paredes, colgándole con toda desfachatez  un letrero a la entrada del Centro que ponga: R E S I D E N C I A; como cuando le colgamos el letrero a las personas en su mente y en su corazón que ponga: JUBI LADO.

Rostros llenos de abatimiento que como mosaicos complejos, expresan todo un batallar de su existir y ahora, en el ocaso de sus vidas, en el ocaso de la asistencia a ésta escuela en la que todos los presentes nos hallamos inscritos, por más o menos tiempo, se encuentran, digo, inmersos en una profunda tristeza. ¡Qué canallescas y qué egoístas son las razones! No cabe duda que la sociedad tiene su razón al permitir estas situaciones, pero… ¿son solución? ¿Es esa la solución verdadera que justifica nuestras razones? ¡Que espanto llegar a anciano entonces!; algo tan hermoso, lo hemos convertido en algo espantoso.

Su sentido a la vida, le hacemos que lo tenga perdido. Uno de ellos me decía, con miedo también a que yo pudiera regañarle:” sí, está bien, que esté aquí, ¿qué otra cosas puedo decir?, pero no es esto lo que yo quiero, ¡yo quiero estar con los míos!, con mis hijos, con mis nietos, con mis amigos”; así decía, mientras sus carrillos eran inundados por las lágrimas; profundo sentimiento que superaban a los años vividos y más todavía, a las experiencias superadas, que por seguro, no fueron pocas.

Claro que es desgarrador ver a cualquiera de nuestros ancianos inundado de tristeza y lágrimas. Y en un sentir verdadero y profundo, e intentando superar las barreras de la opresión que aquellas paredes en realidad ejercían, yo le exponía diciéndole: “en vez de estar escupiendo y maldiciendo el lugar, así como cada paso que das; si en vez de cerrar los sentidos y las puertas del entendimiento, para dedicarnos exclusivamente a morir en cada instante de cada día; cogiéramos y nada más levantarnos, exclamáramos, ¡gracias Dios mío!, por éste día, por esta nueva oportunidad; oportunidad para ser a los demás y serme útil a mí mismo; gracias porque a pesar de la torpeza física, debido al peso de los muchos años y de las experiencias pasadas ya, me permites tener el sentido del raciocinio y del entendimiento, claro y fluido y nítido. Y cogieras para dedicarte a ayudar a esos otros compañeros que han de desplazarse por medio de sillas de ruedas o con la ayuda de asistentes de éste Centro o por medio de otros artilugios artificiales. Dar gracias porque puedo valerme por sí mismo; gracias porque mantienes a los míos, estén donde estén, cada uno en sus quehaceres, y sanos y sin falta de ningún tipo. Y estos años, en ésta recta final, debe ser una constancia de dar gracias y de dar ejemplaridad”.

Así me expresaba y éste anciano bien que me entendió y asentía con la cabeza estando de acuerdo en cuanto le expuse. Y es cierto, a decir verdad LA MISMA DISTANCIA EXISTE ENTRE MALDECIR O DAR GRACIAS. Creo a veces, parece que no avanzamos, que nos encontramos embarrancados en un lodo. Que nos hayamos abandonados. Por consiguiente, puede que ello provoque situaciones como que una madre tire a su bebé a un  contenedor de basura o un padre le inyecte cocaína, o bien, en otro aspecto, pero en la misma línea, unos hijos abandonen a su anciano padre en cualquier carretera como se abandona a cualquier otro animal de compañía.

Es como si los valores humanos cayeran en picado; y a la hora de buscar explicación, solo podrá encontrarse en ese apagón de conciencia. ¿Es posible que tengamos tan olvidado al ser humano?, ¿no creen que servirá para algo más que producir-consumir-producir?, ¿será algo más que un simple número de producción?, ¿Cuándo lucharemos para salir de ésta etapa y de ésta visión medieval?; se hace muy triste ver como prestamos mucha más atención a cualquier memez, a cualquier aspecto mundano que a la propia formación del individuo; ¡no tiene que ser así!,¡no debe ser así!; ¿Qué puede haber más importante que nuestras personas?

La persona, con esa escasa y enrevesada primitiva formación, ¿de que se va a preocupar, sino de producir para obtener y consumir? ¿Qué produce o que obtiene o que consume? ; ¿No produce, obtiene y consume lo mismo que le tiene condenado a su esclavitud? Se engaña, gusta de engañarse y lo justifica diciendo que ahora vive mejor, que pasa menos penalidades…, y se olvida del regadero de abandono, de inseguridad, de estreses, de fobias, ansiedades, depresiones y miedos; provocadoras de inestabilidades personales, de consumo de todo tipo de bazofias y de drogas de todo género, desquiciamientos y suicidios de todo género…, olvidándose de que somos personas y como tales, nos debemos un mucho mayor respeto.

NOS TENEMOS EN UN VERDADERO ABANDONO y por consiguiente, ¿cómo vamos a tener, si nó, a nuestras propias personas supuestamente más queridas, sino en un verdadero estado de abandono? Cuando he entrevistado a personas de la guarderías infantiles, escuchaba preocupado y hasta horrorizado, como había madres y padres que más que llevarlos, es como si los tiraran allí, muchos con caca y orines hasta el cuello; y esa sensación es muy, muy lamentable y muy, muy desagradable, por de inconsciente e inhumano que tiene; y son propios padres con sus bebés… ¿qué no hacemos con nuestros mayores?

Y el humano no es así, de verdad, pero esa presión…, esa persecución a la que es sometido, le empuja a comportamientos que ni él mismo que los realiza, sabe valorar en su justa medida. No, no es justo que nos comportemos así con las personas y ni mucho menos con nuestros maravillosos ancianos, como ya he dicho antes, son bibliotecas andantes que tenemos totalmente desperdiciados y para colmo en el peor de los menosprecios, como si fueran trastos viejos que solo sirven para estorbar; esa es la pobreza de nuestro ver y de nuestras acciones, y a los lamentables hechos me remito. LOS HECHOS SON LOS QUE EMPIEDRAN NUESTRO SENDERO EN LA VIDA; y los pensamientos los apuntalan, añadiría yo.

Cuando las inversiones se vuelquen e incremente abismalmente, comparadas con las actuales, para la formación, educación y desarrollo del conocimiento de las personas; muchas, muchas cosas cambiarían y una de ellas sería la propia orientación que debemos seguir para continuar ésta vida. SERÁ COMPLACIENTE Y ALEGRE ENTONCES LLEGAR A LA  VEJEZ. Hoy por hoy, hay que temerle, porque no se sabe uno lo que van a hacer con él.

¡Cuanta cantidad de sabiduría, de conocimiento, de magna experiencia existe tirada y desperdiciada en esas rinconeras llamadas “Residencias”!. ¡¡¡CEMENTERIOS VIVIENTES LES LLAMO YO!!!

¡Qué falsos y qué hipócritas somos TODOS!, desde el primero hasta el último y ¡qué ruines mientras sigamos tragando y permitiendo semejantes situaciones! Perdonadme nuevamente, pero me veo empujado el tener que repetir, que me da vergüenza pertenecer a esta especie ¿HUMANA? Mientras tanto, pienso que ME DA PANICO DE CÓMO ME VOY APROXIMANDO HACIA EL ABISMO DE LA VEJEZ.

 

 

 

 

 

 

 

“A mis padres carnales Juan Manuel y Victoria, a mis tíos Juan, Miguel, Dalmácio, Ángel, Samuel; a mis tías Emilia, Micaela, Nicasia, Salta, Juana. A mis abuelos y personas mayores que me han rodeado, porque todos, cada uno de ellos, han sido mi más rica escuela de la que me he formado y educado, han sido mi guía y el ejemplo a seguir de constancia y terquedad. Han sido un constante regalo de la vida. GRACIAS por vuestro ejemplo, por vuestros regaños, besos y AMOR. GRACIAS DE CORAZÓN, OS QUIERO AMOR.

Publicado en Artículos de J. Híades | Comentarios desactivados

COMERCIO, VIL COMERCIO.

COMERCIO, VIL COMERCIO

 

 

 

Desde UNIÓN UNIVERSAL DESARROLLO SOLIDARIO:

 

Civilizado e incivilizado – racional e irracional…; la verdad es que éstas cuestiones debieran darnos que pensar; porque como bien venimos viendo…, algo que utilizamos o consumimos y nos daña es de incivilizado y en consecuencia, persistimos en esa actitud incivilizada; con la persistencia provocamos un comportamiento de irracionalidad. ¿Qué y quienes vienen permitiendo y consintiendo que se puedan usar formas que perjudiquen a las personas?, ¿en nombre de quién y de qué responsabilidad?

Son muchas las situaciones que debemos aprender a superar para avanzar tan solo  un poco; son muy variados los cauces por donde podemos discurrir para hacer camino; son algunas las orientaciones que nos pueden servir de guía, de luz aclaratoria…, Muy poco a poco se nos va dando la orientación para y abandonando y alejarnos cada vez más de costumbres ancestrales, cavernícolas incluso; ellas han servido y han sido la nota dominante del proceso evolutivo al que está sometida ésta especie nuestra. Y todo ello, así, hasta el presente actual digo.

Nada tiene que ver con nuestras pretensiones futuras y mucho menos debe de marcar comportamientos ya superados y del pasado. A partir de estos momentos, a de preceder a nuestra especie, avances de exquisitez, de cambio en nuestra visión…, en formas y maneras; que se trate de visión más globalizada, más universalizada, incluso…, aunque parezca pretencioso…, más cósmica. No cabe duda que todos estos excelentes valores a medida que vayamos desarrollándolos, nos obligarán a un cambio evolutivo. Siempre, como en todas las etapas,  habrá quien se resista, por intereses y apegos materiales, políticos, religiosos…, no dudarán, y no dudan, de poner en práctica su mezquindad. Pero como en otras etapas, ignoran que EL SER HUMANO, desde su aparición aquí, ESTÁ CONDENADO A ENCONTRAR SOLUCIÓN A TODO.

Y es cierto,  nos vemos obligados a cambiar, todavía tímidamente, pero vamos mejorando en civilidad y en racionalidad, y esta aseveración viene afirmada, incluso por encima de los intereses y aspectos comerciales que tanto nos condenan y tantos estragos hace, por la sencilla razón de que lo que está cambiando afortunadamente, es la propia persona. Y seguro que con ella, cambiará todo.

Este artículo, adjunto COMERCIO, VIL COMERCIO de J. Híades, “costó trabajo de publicarlo, mucho más que escribirlo”, nos contaba su autor. Y el mensaje de su contenido, no es un mensaje de escaparate, sino  que es de interior. Y todos sentimos interiormente la verdad, por muy bárbaros que creamos ser.

De nuevo os deseamos lo mejor.

 

Aquí desde UNIÓN UNIVERSAL DESARROLLO SOLIDARIO.

 

 

 

Carta del Autor:

 

Este artículo fue publicado en Centro América, o como determina su Autor en distintos de sus escritos y artículos en: INDO AMÉRICA. El miércoles 22 de Abril del 1992, con ésta dulce carta de presentación que hizo llegar a Redacción:

Con el mejor de mis deseos.

En ésta ocasión me acerco a Ustedes a fin de exponerle el porqué de un pensamiento, la razón de un sentir.

De siempre ha habido pensamientos que han sido rechazados en el presente que fueron dichos, expuestos. Para en la posterioridad, ser recuperados y realzados incluso. Al menos, la Historia y nuestra propia experiencia en el trayecto de la vida, así lo demuestra. Claro que, el retraso originado con ello queda hecho.

COMERCIO, VIL COMERCIO, expone una temática un tanto inaceptable hoy día, por la generalidad de las personas, pero nó por la convicción ideológica, sino por acontecimientos tradicionalistas y costumbristas. Aunque la verdad es que ya van surgiendo movimientos de grupos sociales, que intentan investigar más en profundidad sobre las cuestiones que se desarrollan en el presente artículo adjunto.

Por eso le animo a que desde Independiente La Hora, dé luz pública a Comercio, Vil Comercio en la seguridad de que estaremos pregonando algo que en las generaciones venideras será común: el respeto y convivencia con la mayoría del resto de las especies.

Nuevamente agradecido por su atención, le hago envío de un cordial saludo.

Sinceramente,

J. Híades Galán

 

 

 

 

 

COMERCIO…, VIL COMERCIO

 

 

Capítulo I

 

 

De verdad que la sociedad tiene tantas asperezas que es difícil aceptar una armonización, mientras las desigualdades continúen tan de forma creciente, otorgando todo tipo de comodidades a unos y privando, en ocasiones, hasta el exagero, a otros.

LA EXISTENCIA NOS INVITA A DIARIO A APRENDER A VALORARNOS.

La opulencia por un lado y la escasez y privación por otro, es un acto de ruindez, cuya peor parte cae sobre quien menos tiene. Aquel quien menos posee, sufre los estragos, incluso el propio auto-desprecio, de no poseer. HEMOS CONVERTIDO QUE EL CARECER, NOS PAREZCA HASTA VERGONZOSO y eso de verdad, que es incluso delictivo contra sí mismo. Teniendo presente que la auto degradación es un delito atroz, porque la propia existencia, la convertimos en algo inexistente. El poder de tener, no tiene nada que ver, con el poder de saber, pero de manera deplorable, anteponemos el poseer, al saber.

Con esas perspectivas viven muchas personas convencidas de su mísera inexistencia, auto despreciándose en su mísero vivir. Sumergidas en pozos depresivos, llenos de las propias telarañas y enmarañamientos con que en el correr del tiempo han ido tejiendo en el mal uso de su energía, de sus pensamientos. Son Personas que han dejado de echar el pulso a la vida; siendo arrastradas hacia la deriva de donde soplen  las corrientes de las circunstancia. Y peor aún, en muchos casos, van arrastrando a otros, formando corrientes cuyo curso final es dirigirse a la nada. Esa fábrica inmensa, que es su mente, queda bloqueada. SOMOS EL RESULTADO DE NUESTRO PROPIO PRODUCIR. ¿Qué esperamos para ir desechando y prohibiendo aquello que perjudique a nuestras personas?

A quienes les sobra, den por seguro que a otros les falta. Y NUESTROS DERROCHES SON CLARO EJEMPLO DE DESPRECIO HACIA LOS MENOS AFORTUNADOS. Es de ahí de donde brotan las malformaciones sociales, ya que nuestra mala siembra, ¿Qué tipo de energía puede generar-nos? De tal manera es como nos hacemos víctimas  de ese comerciar; tanto, que llegamos a permitir que el comercio lo pueda todo…, por el comercio envenenamos el hogar de las especies acuáticas; por el comercio envenenaos la atmósfera que todos respiramos; por el comercio, vamos a pasos agigantados arrasando y desertizando las superficies terrestres; por el comercio tenemos a nuestras personas esclavas y en estado de seudo esclavitud, incluido a millones de nuestros niños…(tema ampliamente desarrollado en el artículo LÁGRIMAS DE SANGRE-SUDOR DE ORO).

Hemos convertido el comercio en un nuevo y poderoso Dios. Hacemos que el comercio esté por encima de nuestras personas; convirtiéndolas en sus víctimas y abogados a ser marionetas. La degradación formativa de las personas, contribuye al mayor incremente de ese descomunal comercio lleno de atosigantes intereses y deformes consumismos. Al interés tan horrible  del comercio, se le une la mal formación continua a la que es sometida la persona. Si lo que pretendemos es condiciones de mejora, ¿cómo le empujamos y permitimos al uso y consumo de cuanto le perjudica?

HEMOS LOGRADO, EL ADULTO, CREAR EL SISTEMA CONTRA PERSONA.

De hecho que en las sociedades del primer mundo es donde las personas viven en mayor estado de desgobierno, de inseguridad, de suicidios, de ingerencia de todo tipo de drogas, de rupturas de parejas, de delincuencia juvenil, de malos tratos, de accidentalidad vial, de corrupción política, de masificación en cárceles, de esquizofrenia, ansiedad y depresión, etcétera. Estos son hechos que están ahí, taparlo o encubrirlo es otra cosa muy distinta que esos intereses ya se encargan de hacerlo; sin embargo la evidencia es imborrable.

Esa y ahí está la realidad, esperándonos, para quien pretenda descubrirla. ¿Nos estaremos acostumbrando a vivir en el lodo y en el fango, que cohabitamos en él como si nada? TODO ES CORRUPTIBLE, si la persona se deja. Y no solo se deja, sino que abre sus puertas de sentidos materiales para ser atiborrada de tantos mensajes y productos que en éste mundo de la materia venimos erróneamente ideando. Todo cuanto perjudica a la persona y al resto de especies, incluido al mismo cuerpo de nuestra Madre Tierra, se basa desde un conocimiento erróneo.

Llegamos pues entonces a analizar, de que si este es el destrozo que estamos realizando entre nosotros mismos los humanos; ¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO CON EL RESTO DE LAS ESPECIES EXISTENTES A LAS QUE TACHAMOS DE INFERIOR E IRRACIONALES?.

¿Es racional lo que le venimos haciendo? Debemos reconocer que el resto de las especies son víctimas de nuestra crueldad, de nuestra ignorancia, de nuestra irracionalidad. Ignorancia sobre la Verdad de la Existencia; ignorancia sobre la realidad de las funciones que verdaderamente tenemos cada especie aquí. Somos los únicos que incumplimos las leyes de igualdad; y eso nos viene costando caro.

Todo tiene un porqué, nada está al azar. LAS ENERGIAS UTILIZAN LOS PLANOS DE LA MATERIA PARA LLEVAR A CABO SUS FUNCIONES; Así nosotros utilizamos éste cuerpo de materia para llevar a cabo nuestras funciones; así el resto de las especies, con idéntica función. Nuestra confusión de creernos lo que en verdad no somos, es todo un reto que se inicia una vez que somos plantados aquí como especie, a igual que el conjunto de especies que participan junto a nosotros en esta etapa-oportunidad de evolución; ciclos y ciclos de la existencia que cada uno ha de fructificar, dependiendo como haya aprovechado cada etapa de ese ciclo. Y estamos a finales de un ciclo; de ahí la importancia de los nuevos mensajes y de su comprensión y aplicación. METAMORFOSIS CON DIOS y LEY DEL CONOCIMIENTO son Obras que os ofrezco, porque nos sacarán del oscurantismo donde estamos sumergidos.

Esos establecimientos, de espantosa tradición, dedicados a la venta y comercialización de especies voladoras o de especies terrestres o especializadas a la comercialización de especies acuáticas, ya de por sí preconizan una dependencia consumista sobre cada una de ellas, que no dejan de ser nuestras víctimas y que un día…, las generaciones próximas, nos harán ver la existencia de éste primitivismo que absurdamente pretendemos su persistencia los presentes. Y que procuramos su continuidad por pura ignorancia y no más; una vez salidos de ese círculo, nos daremos cuenta de la inmensidad de conexiones benefactoras a las que tendremos acceso. Siempre teniendo la magna oportunidad de que seamos nosotros los primeros en dar el paso para cambiar, sin tener que esperar a nadie que también lo dé, puesto que solamente de nosotros depende nuestra determinación y en ello nuestra propia evolución. Solo debemos asistir a una razón, y es que…, tal como hagamos, así se nos hará.

Y todo ello, que venimos arrastrando desde tiempos inmemoriales, son necesidades que nos hemos creados, a igual que la necesidad de los vicios, incluso la necesidad de las guerras…, y que denota ese retraso formativo de las personas que así participamos y pensamos o aún sin pensar así, sí actuamos. ¿Se imaginan que a otra especie le demos alcohol, que nefasta acción supondría?, porque le estamos dando veneno para su organismo; así hacemos con nuestro organismo cada vez que le obligamos ingerir productos que le perjudican.

 

Capítulo II

 

SI NACEMOS LIBRES, QUIEN SE VEA EN EL DERECHO DE ESCLAVIZAR ESTÁ ATENTANDO CONTRA LAS LEYES NATURALES DE LA CREACIÓN, POR LO QUE SE CARGARÁ DE PERJUICIO EN RELACIÓN Y EN LA MEDIDA DEL DAÑO QUE CAUSE. Creo que esto es entendible…, y hasta aceptable de manera especial para aquellos que no se dejan llevar por esos intereses creados.

A medida que avanzamos en el tiempo, a medida que nos empujan los acontecimientos y nos van dejando su marca…, urge la necesidad de ir cambiando de mentalidad, como ya en otras etapas ha ocurrido; debemos de cambiar en nuestras propias aspiraciones, incluso en nuestras propias formas de ver las cosas; ello implicará un mayor grado evolutivo de esta especie humana, que redundará a su vez, en mayor beneficio hacia el resto de las especies que tan perseguidas y acosadas se ven actualmente. Nosotros los humanos, no somos tan diferentes del resto de especie. Imaginen que en los diferentes niveles evolutivos, ellos son nuestros hermanos menores y que como tales debemos cuidar y proteger, puesto que esa es nuestra responsabilidad real. Si no queremos que nos esclavicen y nos vendan, ¿cómo les esclavizamos y las vendemos?; ¿si no queremos que nos devoren?, ¿cómo comercializamos y las devoramos?

Para aquellos inconscientes que persisten en sus macabras formas de maltratarlas, las puertas del abismo se las encontrarán abiertas. No olvidemos que, o aprendemos por medio de la comprensión o bien no nos quedará otro remedio que hacerlo por medio del sufrimiento, solo en nosotros está la elección. Y se hace difícil aceptar, mientras tengamos puesto en los ojos del conocimiento esa venda, que es enorme el retraso que llevamos; sin duda alguna, dado todo ello, por múltiples factores, implicando de una manera real que se incrementen nuestros perjuicios.

Otras de las especies víctimas de las deformaciones que nos caracterizan, son las especies vegetales. Y es que el comercio y trapicheo no tiene contemplaciones. ¿Si supiéramos lo trascendental para nosotros que es aprender a tratar al resto de especies con idéntico respeto que queremos para sí mismos?

Sin llegar a profundizar, pues no olviden, que quien les habla, también es humano y con los mismos instintos y sentires que el resto de mis congéneres… Y pienso que la especie vegetal, no se libra de ésta desgarradora zarpa imparable, que son  los intereses comerciales, mantenidos fuertemente por el egoísmo humano. En verdad que hacemos angosto cosas que podrían definirse como simples y sencillas. Son muchos, muchos los comportamientos humanos que llaman al escándalo más absoluto; y  reafirmo aquí y ahora, que no es en sí el verdadero sentimiento humano ese que denuncio, puesto que en verdad son solo cuatro los que mueven a los demás, para llevar a cabo su insidiosa y malicia acción. Sin embargo, ya el silencio del resto, nos delata y hace cómplices de esos cuantos que originan el crimen.

El talaje de los bosques, el arraso indiscriminado de las selvas y de todo lo que son espacios verdes, sin medidas de repoblación y de forma inmediata, van más allá de los límites del primitivismo y de la inconsciencia humana…, es de locos. Intenten herir su propio cuerpo o quemarlo como ocurre y hacemos con el cuerpo de nuestro Planeta… ¿se imaginan?, pues esa atrocidad venimos practicándola con nuestra Madre Naturaleza.

Por eso digo e insisto, imaginen los actos de violación y arraso que venimos haciendo al cuerpo de la Madre Tierra, de la Pacha Mama, que fuera hecho en nuestro propio cuerpo; es tema desarrollado en el artículo VOSOTROS LOS HUMANOS.

Hay tanto, tanto, tanto escrito sobre todas estas cuestiones, como tan pobre es el caso que prestamos y hacemos. Me hacían pasar una nota de siglos atrás y que tampoco hemos asumido: LA TIERRA NO ES UNA HERENCIA DE NUESTROS PADRES, SINO TAN SOLO UN PRÉSTAMO DE NUESTROS HIJOS.

Son muchas las situaciones que venimos creando y todas en su mayoría para perjudicarnos; no pretendo profundizar en algo tan grave, que incluso a simple vista, se entiende y se rechaza, como es nuestro comportamiento con el entorno; ya tardamos en perseguir, prohibir y anular todo cuanto perjudique al conjunto de existencias que componemos la familia de seres habitando una común casa que es el Planeta Tierra. Deseo comentarles algo más superficial, más usual y por lo tanto, incluso más difícil de aceptar, pero sí entendible a cualquiera. Veamos:

Cuando compramos una flor, estamos adquiriendo una planta mutilada que al poco tiempo perderá su frescura y se marchitará. Si se trata de un regalo, el regalo es un símbolo de respeto, de agradecimiento e incluso de admiración hacia quien se le realiza.

Si una flor es una planta mutilada o mejor dicho, es la mutilación de una planta, estamos realizando un obsequio mutilado, porque la persona perceptora se verá, además, obligada a tirar el regalo al poco tiempo. Eso no ocurriría si el obsequio fuera un objeto o en su caso, ¡la planta entera!, es decir, si lo que regalamos es una maceta o tiesto, por ejemplo, con una planta que veamos que va a gustar. Que ya de por sí, comercializar con el resto de los seres, no es honroso, pero tan poco vamos a radicalizar costumbres, que venimos manejando desde el inicio de nuestros tiempos. Todo es un proceso, las etapas se suceden y nosotros con ellas, no nos quedemos atrás, de ese proceso evolutivo.

La mayor parte del comercio existente, está ideado y llevado por personas avidosas y ansiosas de dinero. Y en vez de la persona, hemos hecho que sea el dinero quien lo pueda todo. Creamos Leyes hermosas que nos permiten en su práctica, plenos derechos de libertad, igualdad y justicia; y ahora llegamos con el dinero y compramos todo eso creando situaciones antagónicas y de injustas desigualdades .Y eso mismo hace la mala práctica del comercio, hasta envilecerlo. Ignoramos que lo que perjudique, hay que desecharlo, hay que prohibirlo. Y todos aquellos que sí lo usen, hay que perseguirlo y castigarlos, en su justa medida, ante tales delitos, por su mal ejemplo para sí y para el resto. EL CUMPLIMIENTO Y RESPETO DE NUESTRAS OBLIGACIONES ES LO QUE NOS ABRE PUERTAS PARA ACCEDER A LOS DERECHOS; mientras así no se cumpla, el derecho ha de permanecer al margen, por esa falta de grado de nivel.

Es ese comercio, el que no queremos darnos cuenta de cómo está protegido y mantenido por el resto del público que así lo consume y compra, dando lugar por consiguiente, a ese negocio. Si por el contrario, ese público en general, las personas en sí, le diéramos la espalda, a cuantas cosas superfluas forman nuestro existir cotidiano o al menos lo hiciéramos con gran parte de esas formas, muchas, muchas de las comercializaciones actuales dejarían de existir y nuestra mentalidad y la mentalidad de nuestros hijos recobraría un equilibrio verdadero, dando origen a un resurgir evolutivo que nos reportaría  un caudal incalculable de inmensos beneficios. Los entes públicos están para hacer cumplir estos requisitos de protección.

Para eso es preciso dar ese paso tan importante, es decir, convencerse desde el propio interior, en simplemente en dar la espalda a todo cuanto nos sea posible y consideremos superfluo. Para con el resto de las especies…, no les hagas lo que para ti no te gustaría que te hicieran. El cambio de visión de las personas que así obren está garantizado y su formación se verá enriquecida por nuevas formas de pensar.

Respeta si quieres ser respetado. Ayuda, si quieres ser ayudado. Muchas veces no entendemos las cosas ni las situaciones, no porque no comprendamos, sino a nuestra terquedad de entender, le añadimos la ofuscación de no aceptar, y eso lo único a donde nos lleva con el tiempo y la persistencia es a perjudicarnos más y más. Cuando debiera de ser todo lo contrario, y buscar formas de ser, formas de pensar que nos proporcione beneficios, y con ello, armonía interior y bienestar interior.

Otro tema, también, delicado por su persistencia y costumbre en el tiempo es el de la caza. Delicado no por el tema en sí, puesto que lo veo claro en su profundidad. Delicado, digo, por la dificultad de ser asimilado cuanto exponga al respecto y originado por el arraigo de dicha costumbre que sigue ahí firme y fuertemente implantada, de manera muy especial en el sector de la sociedad que con ella comercia. Inicialmente, piensen en lo siguiente, porque así lo van a vivir quienes así actúen, y recordarán estas palabras que ahora les hacen caso omiso: “por cada tiro que den, le será dado un tiro; por cada herida que causen, le será, en la misma medida, hecha una herida; y por cada muerte o pieza cobrada, vivirán, en idéntica proporción, una muerte como pieza colectada”. Esto lo vivirán cuantos así obren; quedándoseles grabado, dicho horror, en su memoria de mente espiritual.

Es una muy triste realidad depurable y superable, pero el arrastrar con costumbres del pasado y más siendo comercializadas, se hacen perdurar en el tiempo, sopesar del daño que nos origina como especie en vía de desarrollo y pendientes de superar un escalón más en nuestro proceso evolutivo. La verdad es que es difícil pasar de curso, cuando existen asignaturas pendientes del que nos toca dejar.

¡Comercio, vil y dañino comercio, cuando éste no para de perjudicar!

La caza es llamada equívocamente deporte. Es un acribillamiento indiscriminado de criaturas que retozan libres en su propio medio, medio que igualmente le arrebatamos como a su vida; y que no es sino de personas que como en otras muchas cosas, se comportan así, porque así han sido educadas. Mentalizadas por propio sistema, más que por principios propios, deambulan con la cabeza metida en las oquedades de su ignorancia; sin entender que tal como hagan, así se les hará. Y es por ignorantes, no por conocimiento, como se logra perpetuar costumbres que cuanto antes desarraiguemos, antes recuperaremos nuestro desarrollo y equilibrio natural.

Mayor civilización implica un más elevado grado evolutivo de las personas. Cosas como esto de la caza, es un retroceso claro para la especie que así lo practica. Es necesaria su paulatina extirpación de las costumbres. En algo debe notarse que mejoramos; y manteniendo costumbres bárbaras como el de la caza, desde luego que no lo logramos. Todo esto viene dado de la mano del adulto, con su mal ejemplo.

Es necesario que nos demos cuenta, para retirarnos o no copiar del adulto; al menos, que no nos contamine con su mal hacer. Yo me considero culpable como adulto, por ese mal ejemplo que damos en éste y en otros terrenos; parece que no nos importa nuestra gente ni nuestros hijos, y ahí que vamos consumiendo costumbres y enjunges de todo tipo. Es necesario y urgente que la caza, que es el asesinato en cubierto de toda clase de criaturas, paulatinamente lo vayamos extirpando de las costumbres; porque, ya digo, cada muerte de ellos, es una muerte nuestra.

Y de todas estas formas que la humanidad viene sobre pasando, a veces muy tímidamente o nula, nos queda por comentar, la más dañina y cruel: el comercio de la carne y de los cuerpos de tantos seres que son sacrificados a diario, a cada momento, utilizados para nuestro propio sustento. ¡Cuán lento se hace éste proceso de ir dejando a tras en des-huso tanto comportamiento irracional y cruel!, ¡qué primitivo somos!, ¡¡¡y cuán ciego andamos!!! Si pudiéramos ver tan solo, por el ojo de una mirilla, la realidad nuestra; saldríamos, por seguro escandalizados y…, sobre todo, horrorizados.

No voy a decir nó a la carne, no voy a decir nó al consumo de carne muerta, no se trata de eso…, es un proceso. Sin embargo, si voy a decir, que existe entre nosotros, pueblos enteros que no prueban ni hacen consumo de la carne. Y ahí están, sin esa necesidad de devorar a nadie; con una vida cotidiana normal. Crecen y se desarrollan con plena normalidad y de manera totalmente sana y fuerte; así llevan siglos y siglos en el transitaje de sus generaciones; no comen muerte, ni comen sufrimiento, ni comen enfermedad, como lo hace el que come carne de otro ser.

La verdad es que el comercio de la carne no existe entre ellos y eso les ennoblece, ya que no comen enfermedad ni tampoco comen muerte, como digo. ¿Quién entonces nos mantiene imbuidos en tan atroz sistema de consumo de carne de cadáveres de todo tipo de especies?, ¿no será el propio mercadeo que nos manipula y somete generación tras generación hasta haberlo convertido en una horrible necesidad de ingerir y devorar carne?; ¿seríamos capaces de comer carne, si tuviéramos que matarles con nuestras propias manos, viendo su sangre y escuchando el desagarro de su dolor?; ¿porqué lo hacemos entonces? Pensad en lo siguiente, de cómo de la misma manera llegaréis a vivir el ser devorados como venís devorando al resto de especies; y eso lo veréis mientras así sois devorados. Y cuando gritéis y pidáis ayuda, se os dirá: ¿por qué gritas  de esa manera?, ¿acaso no hiciste tú lo mismo con ellos? Ya sé que esto lo no nos interesa verlo ni tomarlo como algo posible que ocurra, pero insisto, que cada uno, como así hagamos, así, sin duda alguna, se nos hará.

Debemos recuperar nuestro equilibrio dentro del conjunto de naturalezas que nos rodea: sanarnos y limpiarnos. Fíjense que de la carne que comemos, la más parecida a la nuestra, es la carne de seres de sangre, ya que nosotros somos una especie de sangre también, igual que ellos. Su injerencia, supone una terrible contaminación, no solo intestinal, sino contaminación energética de la que nos hacemos. No solo comemos esa carne de cadáveres, sino que también comemos su sufrimiento. Nada, nada, nada se nos enseña de esto y solo se nos maneja como a rebaño para consumir-consumir-consumir; patético, pero cierto todo dolorosamente.

Nosotros, más carnívoros por sistema, por propia necesidad implantada, por intereses creados durante siglos, en milenios…, debemos tomar medidas para ir apartándonos en lo posible del consumo de carnes. Mientras esto no ocurra, ES NECESARIO EVITAR POR TODOS LOS MEDIOS EL MAL TRATO Y SUFRIMIENTO EN CUIDADOS Y SACRIFICIOS DE AQUELLOS DE QUIENES NOS SUSTENTAMOS; es decir, de nuestros verdaderos Hermanos Menores.

DEBEMOS EVITAR SER CRUELES Y EVITARLES EL MAYOR SUFRIMIENTO POSIBLE. Al menos, mientras esta serie de exposiciones nos parezcan y nos suene a barbaridades, ya que, mientras, el consumo de carnes será lo más cotidiano. Y así mientras no caigamos en la cuenta de que caminamos más con nuestra ignorancia, que con nuestro propio saber.

Debemos desarrollar la visión hacia un futuro más justo y evolucionado. Nuestra especie, con respecto a las demás y a su proyección cósmica, así lo necesita…, y el resto de las especies así lo merecen y así lo esperan. Daño le hacemos a ellos, pero el verdadero perjuicio cae sobre nosotros porque interrumpimos el destino verdadero de todas esas entidades que también, como nosotros, descienden aquí para aprender.

El sol sale para todas las especies por igual. Que a todos por igual nos llegue su calor y su brillar. A todos nos llueve en continuo la grandeza de los mensajes de quienes nos cuidan, vigilan y protegen, en cada uno está el aprender a recibirlos y empaparse de ellos.

Ese inalcanzable presente, que sea un esperanzador futuro. Así deseamos el conjunto de existencias del Planeta Tierra. Alguien dijo, cunado nos plantó aquí: a unos les mandó…, “ahí tenemos las hierbas de los campos para vuestro sustento”; y a nosotros…, “ahí tenéis las platas de la naturaleza y los frutos de los árboles para vuestro sustento”. Jamás, a su propia Creación nos dijo en ningún momento que nos devoráramos entre sí. Esa ha sido la horrible mentira del hombre, que debemos rectificar ya, con toda urgencia.

 

 

 

“nadie que comercializa con los animales, puede afirmar que ama a los animales; nadie que comercializa con las plantas, puede afirmar que ama las plantas. El Amor no es cuestión de comercio” J. Híades Galán

 

 

 

 

Nota del Autor.- Éste artículo está dedicado de manera muy especial a la maravillosa familia de mis Hermanos Menores los Cetáceos, seres muy inteligentes, que en constancia son acosados por el ignorante humano con su irracionalidad. Para que deje de perseguirlos y aprenda a ponerse en contacto con ellos y respetarlos; será mucho y muy valioso lo que de ellos aprenda.

Publicado en Artículos de J. Híades | Comentarios desactivados